FIMT - FEDERACIÓN INSULAR DE MONTAÑISMO DE TENERIFE 922 882 239 info@fedtfm.es

Impacto Medioambiental

  1. IMPACTO MEDIOAMBIENTAL

Debido a la importancia que tiene el medio natural, donde se desarrollan las actividades de barranquismo, entendemos que debemos analizar y conocer en qué medida estas actividades inciden en su deterioro.

Las consecuencias que resultan de su práctica, no debe ser contradictorio al hecho de que aquellos deportistas que sienten atracción por este medio natural sean quienes provoquen tal deterioro. Por ello, debemos reconocer que este tipo de actividades tienen un efecto sobre los espacios en los que se practican. Beneficiosos, como los recursos económicos que se generan y se aplican en su conservación y negativos por el deterioro ambiental que pueden llegar a producir.

Podemos determinar los factores sobre el efecto que producen estas actividades y su grado de intensidad sobre el medio:

Foto: Beatriz y Ana haciendo limpieza en Bco. Hondo. Alexander Díaz

La formación y conciencia ambiental

La actitud de los barranquistas es un factor determinante de la incidencia de la actividad sobre el medio natural.

Es muy importante una sólida formación de los responsables en habilidades medioambientales que se han de encargar de guiar a estos grupos. Los monitores/guías que conducen los grupos deben, no sólo tener unos conocimientos básicos sobre el impacto ambiental que provoca la actividad que viene realizando y las formas de reducirlo, sino que han de estar capacitados para informar de ello a todos los miembros del grupo que lideran.

Por ello, es necesario que los guías no sólo conozcan el impacto que produce el desarrollo de la actividad en sí, sino la forma en que hay que actuar para minimizar los mismos y el deber de enseñar, transmitir las técnicas de disminución del impacto a los participantes para que ellos las puedan aplicar de forma individual. Citando por ejemplo la limpieza exhaustiva del material, calzado y ropa pues se le pueden quedar adheridas semillas del rabo de gato, planta invasora con gran capacidad de dispersión. También podemos evitar molestar a las aves en los períodos críticos de nidificación.

Intensidad y frecuencia de la práctica.

El barranquismo es una de las actividades deportivas que han sufrido una acelerada expansión a partir de los años ochenta, atrayendo a un gran número de adeptos.

Por ello la intensidad y la frecuencia de su práctica se ha visto aumentada en los últimos años, aumentando sobre todo su práctica los fines de semana y en los periodos vacacionales.

Foto: Descenso en Bco. L`Ofre en Mallorca. Alexander Díaz

Asociado a estos parámetros, se encuentra también la temporalidad, por ejemplo, el aumento del número de barranquistas en primavera, después de las lluvias en la Sierra de Guara, donde la afluencia de deportistas hace que sea necesario su regulación.

La capacidad de carga

La existencia de ecosistemas de diferente fragilidad necesitará un tratamiento adecuado a su vulnerabilidad y por tanto el impacto que se cauce debe ser el mínimo, poniendo entre otras medidas una restricción a la capacidad de carga, una restricción al número máximo de deportistas que practiquen el barranquismo en un determinado periodo de tiempo. En definitiva, se ha de respetar un límite de uso para evitar graves impactos al medio.

La reversibilidad del impacto

Generalmente, cuando se enumera la mayor degradación de los barrancos lo relacionamos con el abandono de toda clase de basuras y desperdicios. Aunque, el impacto ambiental y estético resultante sea considerable, basta con organizar jornadas de limpieza para recuperar y revertir la situación de degradación a la situación original. Aspecto que hemos promovido a través de esta federación insular y que seguiremos realizando en este sentido.

Podemos señalar otros impactos reversibles al medio, como la invasión de plantas exóticas del rabo de gato, causante de la pérdida de biodiversidad de nuestros ecosistemas o el sobre equipamiento de barrancos, para hacerlos más fáciles y accesibles. El desconocimiento y la ignorancia es otro de los factores más perjudiciales. Sin el conocimiento suficiente del daño producido todo será válido, pero siendo conscientes de los efectos de determinadas acciones el impacto en el medio será mínimo.

¡Cuidemos nuestro entorno!, ¡cuidemos nuestros barrancos!