FIMT - FEDERACIÓN INSULAR DE MONTAÑISMO DE TENERIFE 922 882 239 info@fedtfm.es

HUESCA.- El barbastrense Luis Masgrau, presidente de la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM) y vicepresidente de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (Fedme), considera que la fecha de salida a la montaña, sobre todo en grupo, “todavía está un poco lejos”, entiende que no se autorizará la actividad montañera hasta que no se haya conseguido la “inmunidad del rebaño” y recomienda a los montañeros que cuando puedan salir extremen la prudencia y elijan rutas suaves porque “ya habrá tiempo y oportunidades para recuperar la actividad en la alta montaña”.

A su juicio, para salir a la montaña en grupo “han de estar muy controlados los niveles de la pandemia” y haber logrado la “inmunidad de grupo” (cuando un determinado porcentaje de población esta inmunizado). “Antes de eso no se puede hacer vida normal”, sentencia Masgrau, que además de montañero es médico de profesión. No obstante, insiste en que serán las autoridades sanitarias las que marcarán las pautas a seguir a la hora practicar deportes que, posteriormente, las autoridades deportivas tendrán que “traducir” y adaptar a cada disciplina deportiva. “Nosotros, como especialistas, con médicos, microbiólogos, escaladores, etcétera, intentaremos hacer unos protocolos básicos de estricto cumplimiento”, apunta Masgrau, que en cualquier caso considera que lo mejor es actuar con “sensatez”.

Añade que el momento actual “es prematuro aún para tener criterios” al respecto, pero desde luego tiene claro que “este verano va a ser muy atípico”.

A falta de conocer cuándo y cómo se podrá salir al monte, el presidente de la FAM apunta que mientras no haya inmunidad de grupo “lo lógico es que no se pueda ir en un coche cinco personas o en un autobús, ni hacer trayectos largos”. A su juicio, los refugios de montaña y la escalada pueden presentar más dificultades a la hora de mantener el metro y medio o dos metros de distancia entre personas. “Yo creo que los refugios se abrirán con unas restricciones muy estrictas de limitación de aforo, pero eso nos lo va a marcar Sanidad”, insiste.

En cuanto a la escalada, recuerda que “en una reunión tienes que estar codo con codo”, por lo que aquí no se puede guardar la distancia de seguridad. “Escalar, no sé si legal y sanitariamente se va a permitir”, afirma.

Luis Masgrau señala que el senderismo tiene, a la hora de afrontar la desescalada, puntos a favor, siempre y cuando se permitan los desplazamientos en vehículo hasta el punto de inicio de la ruta aunque cumpliendo el distanciamiento social. “Los pros es que es más fácil el aislamiento; si vas caminando por el monte, siempre y cuando estés concienciado, porque se puede mantener la distancia caminando en fila india”, argumenta.

“Bien entrado mayo empezaremos a saber o a tener una somera idea de cómo pueden evolucionar las cosas de cara al mes de junio y dentro de un mes podremos hacer elucubraciones sobre si este verano vamos a hacer senderismo y vamos a poder hacer alta montaña, porque escalada yo lo veo bastante más complicado porque hay que hacer reuniones y en una repisa te juntas (varios montañeros)”.

En cualquier caso, insiste en que el “sentido común dicta que tendrán que ser actividades en muy pequeños grupos y buscando rutas sencillas; y en todas las que impliquen un arnés o una cuerda es más difícil guardar la distancia social”.

Al margen de las medidas que haya que tomar, Luis Masgrau pone el foco en la necesidad de evitar los accidentes y rescates de montaña que impliquen un traslado al hospital porque el sistema sanitario debe preservarse a la pandemia.

Por ello, y teniendo en cuenta el parón físico de semanas, aconseja que cuando se permita salir a la montaña se busquen rutas fáciles.

Fuente: diariodelaltoaragon.es