FIMT - FEDERACIÓN INSULAR DE MONTAÑISMO DE TENERIFE 922 882 239 info@fedtfm.es

ANTONIO RAMOS VILLAR

El extraordinario artículo de Javier Martín Carbajal, que pueden leer a continuación, nos muestra el amplio historial de Antonio Ramos Villar y sus valores como deportista, avalados además por su pertenencia al GAME (GRUPO DE ALTA MONTAÑA ESPAÑOL).

Javier además, nos indica paso a paso su espectacular trayectoria, como a principio de los años setenta, desde la Peña Orotava del Grupo Montañero de Tenerife, va creciendo como deportista hasta la actualidad.

Desde la Federación Insular Tinerfeña de Montañismo se le brindó en la pasada Ssemana de la Montaña, un merecido homenaje a su trayectoria; un público unánime en pie, le rindió un amplio y emotivo aplauso.

Villar además, como se puede leer en en el comentado artículo, cogió el testigo de Tejedor primero y Alom a su llegada. Con su fuerza,  impulsó y organizó las primeras expediciones canarias al Atlas (1980) y Los Andes (1982, 1986) e Himalaya (1987); posteriormente, la vía española al Everest, que además fue el director técnico de una expedición plagada de extarordinarios montañeros de diferentes autonomías.

Lamentablemente, un accidente el pasado año dio un pequeño parón  a su actividad deportiva, del que se recupera poco a poco… pero, cualquier día lo veremos otra vez en las paredes de roca, que es realmente su “hábitat natural”.

Luis Villegas

Federación Insular Tinerfeña de Montañismo

Texto en Facebook de Javier Martín-Carbajal

Imágenes de Antonio Ramos Villar en diferentes expediciones

Texto de: Javier Martín-Carbajal en Facebook el pasado 6 de abril ·

Hace poco leí en el perfil de facebook de los hermanos Pou una frase que me hizo pensar “De todas las modalidades de la montaña, el alpinismo técnico probablemente sea la más completa”. Y pensé en el más completo, inspirador y puro alpinista que tenemos en las islas Canarias, desconocido para muchos; su principal actividad la realizó cuando no existía internet, cuando la actividad de los mejores sólo quedaba reflejada en las revistas especializadas de montaña, fuera del alcance del gran público y sin los medios de hoy en día. Antonio Ramos Villar (La Orotava, 1956), montañero, escalador, esquiador, alpinista, único e irrepetible. Profesor de Montañismo, Escalada en Roca y Alpinismo de la E.E.A.M. (Escuela Española de Alta Montaña) miembro del G.A.M.E. (Grupo de Alta Montaña Español). No dudo que sea el más grande y el que más compromiso ha mostrado en sus expediciones, con la dificultad técnica y el estilo como principal objetivo, hollara cumbre o no. No voy a escribir sobre la incontable cantidad de rutas emblemáticas que ha abierto en los roques y paredes más representativos de nuestra isla, haría falta un tomo entero para describirlas. En sus primeras salidas fuera de las islas combina las paredes y montañas españolas más representativas, la primera canaria a la “Oeste” del Naranjo, Galayos, Pedriza, Levante, Tarradets, Pedraforca, Montserrat, Riglos, el Tozal del Mallo, la Torre de Marboré, Vignemale, Posets, Perdido, Aneto… , con salidas a los Alpes con su compañero Miguel Díez escalando el Mont Blanc, la “Contamine” al Tacul, el “Frendo” al Midi, la norte del Argentiere, la “Hörnli” al Cervino, siendo el primer canario en hacerlo. En 1980, también junto a Miguel, tachó del mapa los principales cuatromiles del macizo del Toubkal. En 1983 asciende, junto a sus compañeros del Grupo Montañero de Tenerife, el monte Kenya 5.188 m y abre la primera vía por Canarios fuera de las islas, la vía “Atlántida” a la punta Batian 5.199 m. En los Andes se queda muy cerca de la cumbre del Alpamayo 5.947 m y del Huascaran 6.768 m. En el Yerupaja 6.634 m intenta, junto con Miguel, una nueva ruta, abandonando a 6.100 m. En el Ranrapalca 6.162 m desisten también muy cerca de los seis mil metros. Por el contrario, hace cumbre en la Gorra de Hielo 5.700 m, en el Illimani 6.480 m y trazan la segunda vía fuera de las islas, bautizada “Canarias”, en la cara este del Illampu 6.372 m. En los Alpes, disfrutó un verano mágico en 1985 junto a Javi Bolaños (de Ofra) y Fernando Ruíz: escalan la “Inglesa” a la Blaitiere, la “Bonatti” al Capucin, la “Vaucher” al Peigne, la “Walker” a las Grandes Jorasses, la “Contamine” a las Petit Jorasses, la “Directa Americana” al Dru… vías emblemáticas del alpinismo, poco o nada repetida por alpinistas Canarios. Forma parte de la expedición española que intenta trazar una nueva ruta al Everest, no llegan a la cumbre y en el diario de la expedición, Villar escribe: “Fraga (Luís) y yo llegamos el 28 de agosto a 8.000 metros. Nunca habíamos estado a esa altura, pero no estábamos cansados (sin cuerdas fijas, ni oxigeno artificial). Los 8.000 metros son un mito. Pero nada más montar el campo IV comenzó a nevar (sin las previsiones meteorológicas de hoy en día); un cambio de tiempo que nos impidió salir el día siguiente a la cumbre. Hubo que bajar. Tuvimos mucha suerte de no ser arrastrados por los cuatro aludes que nos cayeron durante la nevada”. Lo volvieron a intentar. La montaña no les dejó, pero volvieron con sensación de éxito. Recuerdo a Villar en la Cañada del Capricho -flaco, flaco, flaco- a su regreso de esta expedición, tras dos meses de campo base, con las comunicaciones de aquellos años, ¡qué lejos de la masificada “Normal” de hoy en día! Al año siguiente, con César Acosta (de Ofra también), viaja a Patagonia. El Fitz Roy no se deja vencer, pero consiguen escalar la aguja Poincenot. Después vendría otro viaje a las montañas del Himalaya, a Kirguistán, a Alaska y otro y otro… . Su última cumbre hace poco, el “Balaitus” 3.144 m por la brecha Latour y pese a ser “en los modestos Pirineos” lo hizo con un grupo de compañeros del G.M.T. con el significado especial de compartirla con su amigo Alberto Alóm, su referencia cuando empezó a escalar a principios de los 70.