FIMT - FEDERACIÓN INSULAR DE MONTAÑISMO DE TENERIFE 922 882 239 info@fedtfm.es

Día Mundial del Medio Ambiente 2020

Sábado 6 de junio de 2020 Actividad Medio Ambiental de Interpretación del Patrimonio Natural, Histórico y Etnográfico del Bosque de Agua García. Dentro del programa LIBERA de SEO Bird Life y ECOEMBES.

Ruta circular Lomo La Jara, Casa Forestal de Agua García, Cruz de Fune Salida 8:30 horas Área Recreativa del Lomo de La Jara Duración: 4h Esfuerzo: suave Peligro: bajo Zona: Dorsal Transporte: Coche particular Coordina: Chano Gil, Luz Marina de La Fe y Julio Moreno Para inscribirte, debes enviar un mensaje de correo electrónico a nivaria@telefonica.net, whatsapp al 638654995.

Descripción: En el bosque de Agua García podemos encontrar un reducto de monteverde que antes de la conquista abarcaba toda la zona norte de Tenerife gracias a la influencia de los alisios, que con su lluvia horizontal acarician la ladera de las medianías entre los 600 y 1000 metros y mantienen la humedad necesaria para conservar los bosques de laurisilva que también se encuentran, especialmente, en los montes de Teno y Anaga. Los aborígenes de Achinech aprovecharon del bosque lo que pudieron, especialmente para alimentarse, sin afectar considerablemente al medio natural. Fue después de la llegada de los conquistadores cuando para satisfacer sus necesidades, comenzó una tala importante del bosque entre los siglos XVI y XIX. Aprovecharon las mejores zonas para reconvertirlas para la agricultura y el cultivo de la caña de azúcar. Y al mismo tiempo aprovecharon la madera para los ingenios azucareros y para construir viviendas, así como para hacer carbón para el consumo humano. Daremos un paseo partiendo del Área Recreativa del Lomo de la Jara para acercarnos a la Casa Forestal del Bosque de Agua García. Junto al mismo, comienza un sendero de pequeño recorrido que atraviesa parte del bosque y nos permite disfrutar de la Naturaleza circundante. Recibe el nombre de Sendero de los Guardianes Centenarios. Luego continuaremos en dirección a la Cruz de Fune y volveremos al punto de partida. Vamos a caminar junto al Barranco de Toledo, pudiendo encontrar algo de fayal brezal y diversas variedades de la laurisilva, especialmente laureles, follaos y, en particular los grandes viñátigos que nos impresionan por su majestuosidad. Destacan también algunos naranjeros salvajes, especie que fue muy apreciada por su madera blanca para los muebles. Un poco más arriba nos encontramos las cuevas del Vidrio, también llamadas de Toledo por hallarse junto al barranco del mismo nombre. De estas se extraía la arena blanca o traquita que introduciéndola en un horno se transforma en vidrio. Junto a estas cuevas se encuentra el viñátigo más antiguo cuya edad estimada es de mil años. Sin duda, es una excursión que deja huella en quien tiene la suerte de caminarla.

Fuente: Club Montañeros de Nivaria