FIMT - FEDERACIÓN INSULAR DE MONTAÑISMO DE TENERIFE 922 882 239 info@fedtfm.es

Kilian Jornet: “Quiero correr en asfalto porque eso me pone en cuestión”

Kilian Jornet da el salto a la televisión. A partir del 13 de febrero Rakuten TV ofrece, en exclusiva y de forma gratuita para los usuarios de esta plataforma, un documental que recoge lo vivido por Jornet en 2018. “El mejor y peor año de mi vida”, señala su protagonista que atiende a MARCA desde Noruega. Dos graves lesiones, buenos resultados deportivos, la noticia de que iba a ser padre y un viaje de 11 días por Bangkok, China, Estados Unidos y Europa son el hilo conductor de un relato que muestra el lado más íntimo del ultraterrestre Kilian. En busca de experiencias diferentes y poco dado a desvelar detalles de sus futuras aventuras, en 2020 explorará nuevos territorios.

Respuesta. Se ven las dos partes de la vida del deportista de alto nivel. Por un lado, cuando competimos, hacemos retos y entrenamos, y por otra esa la relación con las marcas, dar conferencias…

P. A usted, que suele ser tan reservado, ¿le ha costado mostrar su lado más personal?

R. A mí lo que me gusta es ir a la montaña y enseñar lo bonito que es el mundo, pero en la vida del deportista también se da esta otra realidad. No me costó mucho porque el cámara es un amigo, nos conocemos de hace tiempo, cuando haces estos viajes no tienes tiempo para nada ni para pensar, todo surge de forma natural.

P. ¿Qué aprendió de lo que le sucedió en 2018 con dos lesiones importantes?

R. A nivel deportivo fue un año con muy buenos resultados. Pude hacer una buena temporada en larga distancia, en esquí extremo, de montaña, en expediciones. De las lesiones [se recuperó de dos operaciones en los hombros y luego se fracturó el peroné] siempre se aprende, son parte de la vida del deportista. Son momentos en los que paras. Te permiten pensar si quieres seguir haciendo lo mismo o cambiar algo a nivel de entrenos y objetivos. El documental también refleja un viaje en el que en unos días doy la vuelta al mundo. Es una forma de ver que para poder acceder a las montañas contaminas mucho. Me di cuenta de que quiero practicar deporte, hacer mi trabajo, pero de un modo más sostenible. Es el gran cambio que me aportó ese año.

P. Dice que el deporte es egocéntrico. ¿Por qué?

R. Muchas de las actividades que hacemos, sobre todo en el deporte, están centradas en uno mismo, buscan la excelencia a través del cuerpo. Piensas en cómo alimentarte y entrenar para mejorar y competir… Buscas un fisio, un entrenador, un manager, que trabajan para ti. El deporte es egocéntrico, todo gira sobre uno mismo. Al final me planteo cómo puedes hacer que ese egocentrismo del deporte sea útil a otras personas.

P. Hablaba de parar y cambiar objetivos. En 2019 redujo su calendario y en 2020, igual. Sólo una prueba de esquí de montaña (Pierra Menta) y otra de trail (Pikes Peak).

R. El año pasado competí menos porquería entrenar más y de otra forma. Fue muy enriquecedor. Este año es porque quiero hacer cosas distintas por eso lo de competir en llano a final de temporada. Nunca lo he hecho, ni entrenando ni compitiendo. Sólo cambiar me pone otra vez en cuestión y esto es lo interesante en el deporte. Por otra parte, también lo hago por ver si realmente vale la pena coger un avión para hacer una carrera al otro lado del mundo que no me aporta nada.Prefiero hacer menos carreras para viajar menos.

P. ¿Ha pensado ya en qué carrera debutará en asfalto?

R. He mirado, no he dicho voy a correr en asfalto y ya está, pero no he decidido aún. Mi gran objetivo este año es la expedición al Himalaya. Luego tengo que ver cómo vuelvo y entrenar para Pikes Peak (carrera de montaña).Entonces veré que tipo de entreno llevo y cómo me siento. Si eso quiere decir si estoy preparado para hacer algo más largo o algo más corto. Ahora mismo no voy a decir nada porque no lo sé, sería vender humo. Cuando lleve unas semanas entrenando en verano podré decir qué distancia y qué carrera.

P. El maratón de Valencia le tendió el guante.

R. Esto es bonito. En llano hay carreras que al ver su nivel te pueden llamar más, pero al final yo no soy un buen corredor en llano que pueda ir a cualquier sitio.

P. ¿Le gustaría correr un maratón con Kipchoge?

R. Es un deportista que me motiva, me ha inspirado mucho. Sigo su filosofía de entrenamientos. Coincidir en una salida con él no lo veo interesante. Él está un nivel lunar; yo sería un novicio en el asfalto. Preferiría compartir con él una charla más que una carrera.

P. ¿Qué le parece que se regulen las características de las zapatillas?

R. Es importante poner unos límites. La ropa y las zapatillas están para quitar esa limitación que tenemos. Nuestro pie no está para correr sin una mínima protección o sin ropa por el frío. Más allá de aquí no sé hasta que punto es lícito o no.La evolución del material te permite hacer nuevas prácticas, por ejemplo, en alpinismo, el piolet técnico para poder escalar en hielo. Está lo que pasó con Pistorius, si correr con unos miembros inferiores de carbono era demasiado ventajoso, si la zapatilla te da esa misma ventaja, si es realmente humano o no. Está bien una regulación, estudiar bien el beneficio que aporta y ver hasta dónde se puede limitar.

P. ¿Por qué repite en Pikes Peak este año? ¿Va en busca de batir el récord de Matt Carpenter en 1993?

R. El récord es una excusa, una anécdota, pero lo interesante es prepararme al 100 por 100 para llegar a ese nivel. Podía ser cualquier otra carrera. Pikes Peak la conozco y me motiva suficientemente para estar dos meses preparándola específicamente desde que vuelva de la expedición al Himalaya para llevar mi cuerpo al máximo para ese objetivo.

P. Vuelve al Himalaya, pero esta vez en primavera.

R. Me gusta ir en todas temporadas.En primavera me ha gustado menos porque hay más gente, pero depende del objetivo que tengas, hay cimas en las que no hay tantos alpinistas. El año pasado fui en otoño porque quería estar en la montaña solo.Esa expedición fue una de las mejores experiencias que he tenido nunca. Este año, por tema de calendario, me viene mejor ir en primavera.Sé que dónde voy no encontraré gente.