FIMT - FEDERACIÓN INSULAR DE MONTAÑISMO DE TENERIFE 922 882 239 info@fedtfm.es

Afortunadamente, en España disfrutamos de una extensa red de caminos públicos, pero a veces un particular reclama para sí la propiedad, e incluso cierra el paso. Hay vallas evidentes pero recuerdas también cables tendidos en medio de un camino que han dañado gravemente a algunos ciclistas.
¿Qué has de hacer para saber si un camino es público o privado? Consulta si el municipio ha realizado inventario de caminos públicos. Si el camino está inscrito en él, ya está reconocido como público. Si no está, sigues investigando. Complementariamente, consulta el catastro inmobiliario, a ver si figura como camino público.
Consigue pruebas de que ese camino ha sido transitado por la población desde hace años. Ten en cuenta que un camino público no prescribe y si fue público en algún momento lo sigue siendo ahora. Ningún particular puede haber adquirido la propiedad del camino, salvo que legalmente se haya desafectado.
Consulta mapas del siglo XX, o del XIX, busca testigos entre las personas más mayores, rastrea libros que puedan haber comentado itinerarios o documentos administrativos en los que se pueda mencionar que el camino es público.
Intenta razonar sobre la función que ha desempeñado ese camino en la historia. Si era camino real, es público. Si une poblaciones probablemente será público. Si se dirige a lugares muy frecuentados, posiblemente también.
¿Qué es lo más fácil? Lo primero que hemos dicho. Que el Ayuntamiento haya realizado el inventario de caminos públicos. Si tu ayuntamiento no lo tiene, en las próximas elecciones municipales tienes que conseguir que entre en programa electoral. O, aprovechando estas fechas, pide a los Reyes Magos que este año le traigan al Alcalde un inventario de caminos públicos.

Fuente: Facebook de José Nasarre Sarmiento