FIMT - FEDERACIÓN INSULAR DE MONTAÑISMO DE TENERIFE 922 882 239 info@fedtfm.es
El Camino de Santiago de Gran Canaria se adapta al siglo XXI

El Camino de Santiago de Gran Canaria se adapta al siglo XXI

Con más de cinco siglos de historia, el Camino de Santiago de Gran Canaria une en poco más de 65 kilómetros las dos parroquias dedicadas al santo en la isla, la de San Bartolomé de Tirajana y la de Gáldar. Esta ruta atraviesa el corazón rural discurriendo además por el municipio de Tejeda y es un ejemplo de peregrinación dentro de la isla. La señalización y el estado de alguno de sus tramos son, no obstante, muestras discordantes de un camino que siendo ancestral aún tiene mucha historia que contar.

Tabaibas, almendros, pinos, castaños o eucaliptos son algunos ejemplos que mencionan desde el Ayuntamiento de la Villa de San Bartolomé de Tirajana como ejemplos de la diversidad de un paisaje que se va complicando una vez se sale del municipio. “El camino de San Bartolomé a Tejeda es de dificultad media. De dificultad media subiendo una opción vertical de 850 a 1014 metros. Luego, todo es llano y bajada”.

A esta dificultad del terreno se une la escasa señalética, según señala Ciprián Rivas, director general de Ordenación y Promoción Turística del Gobierno de Canarias. Fuentes del Consistorio niegan esta realidad. “Desde que sales de San Bartolomé hasta llegar al Parador de Tejeda te vas a encontrar una señalización que dice Ruta Jacobea Camino de Santiago”. El letrero, señalan desde el Ayuntamiento, “tiene tres carteles identificativos. Uno en los Llanos de la Pez, otro en el Parador de Tejeda y otro en Pinos de Gáldar. Te dice más o menos el recorrido que te falta y la hora aproximada”. Argumentan que todo está señalizado contando incluso con los símbolos característicos de la concha y el bastón. Los senderistas pueden estar tranquilos. Nadie se ha perdido en el recorrido o al menos eso es lo que sostienen desde el Ayuntamiento. “Ni a Gáldar, ni de aquí a Gáldar”, incluso tratándose de una caminata de 10 horas hasta el municipio galdense.

El estado de los tramos es otra nota en disputa frente a las afirmaciones de Rivas. El Consistorio asegura que “el camino está bien y prácticamente está constantemente repasándose”. Es más, sobre la mesa hay un acuerdo con el Cabildo de Gran Canaria y el Gobierno autónomo para consolidar el buen aspecto del camino.

En medio de una pandemia con consecuencias nefastas para la economía y el turismo, este Año Jacobeo se erige como un acontecimiento “de gran importancia tanto a interés cultural, socioeconómico, rural…”. Una oportunidad para “reactivar la economía local” y “disfrutar del parque natural y de una ruta que tiene diferentes puntos de interés” como museos, puntos etnográficos o redes locales de historia y cultura y cuyo principal acto se celebró el 1 de enero con la apertura de la Puerta Santa bajo medidas de seguridad. A partir de marzo, destacan, “empezarán a hacerse actividades más puntuales”.

Segunda parada sin señalización oficial

La siguiente parada es Tejeda. Con las vistas de la cumbre, el Roque Nublo, la cuenca del municipio y el Roque Bentayga, el tramo es transitado “habitualmente por miles de senderistas”, indican desde el Ayuntamiento, y actualmente “se está definiendo su paso” gracias al trabajo conjunto de los tres municipios, la Consejería de Turismo del Gobierno autónomo y el Cabildo de Gran Canaria. Las labores darán asimismo “a conocer la biodiversidad y paisajes” y las áreas de restauración y alojamiento de la región.

La agrupación de estas entidades, cuyo fruto son las subvenciones del Gobierno y del Cabildo, permitirá la inclusión de señalización oficial en el tramo tejedense y el acondicionamiento de todos los caminos. “Está en proceso”, indican desde el Consistorio.

El tramo tejedense del Camino de Santiago abre el Año Jacobeo con una programación cultural aún sin cerrar. “Durante el mes de noviembre y diciembre, todos los sábados teníamos actos culturales en el Centro Cultural, pero ahora, de momento, la programación empieza a partir de febrero”.

Homogeneidad de los Caminos de Santiago

El último municipio por el que pasa el Camino de Santiago es Gáldar y el tramo presenta algunas peculiaridades. Ulises Miranda, concejal delegado de Comunicación, Transparencia, Turismo y Medio Ambiente, lo corrobora. “El tramo del Camino de Santiago en Gáldar coincide con el sendero 01 del Cabildo de Gran Canaria”. Una particularidad a la que se añade la disparidad de entornos por los que pasa la ruta. “La complejidad del Camino de Santiago en Gáldar es que atraviesa zonas urbanas”, como Saucillo, Caideros u Hoya de Pineda. “Con lo cual el mantenimiento tiene que ser más constante en zonas como Tejeda o San Bartolomé de Tirajana donde hay parajes naturales en los que se va haciendo la ruta prácticamente y poco más”. El barranco que precede al casco histórico es otro añadido en el mantenimiento de un sendero que el Ayuntamiento limpia constantemente y cuyo fin se incluye dentro de la financiación del Gobierno de Canarias.

Con esta ayuda, se instalará además señalización oficial en el municipio, una reivindicación histórica cuyos primeros pasos se dieron hace una década. “En el año 2010, en el anterior Año Santo Jacobeo, el Cabildo colocó algunas señales. Ahora estamos trabajando con el Gobierno de Canarias que ha puesto una inversión de 146.000 euros”. Esta suma, que en 2021 aumentará hasta los 200.000 euros, de acuerdo con lo manifestado en una rueda de prensa en el municipio, será transferida al Cabildo para que lo invierta en San Bartolomé de Tirajana, Tejeda y Gáldar y poder comenzar así “a señalizar el camino con la señalización homogénea a los Caminos de Santiago que hay en la Península”.

Su instalación, reconoce Miranda, es un valor muy importante “porque permitirá que sea reconocido por las propias personas que desconocen que existe ese camino en Gran Canaria”. Los mismos hitos, mojones de piedras y señalética que existen en Galicia serán introducidos en el camino isleño, al que el Ayuntamiento de Gáldar añadirá unas conchas de bronce por la zona del caso histórico.

El Gobierno de Canarias y el Cabildo insular también cuentan con la petición del Consistorio para promocionar y visibilizar el camino de cara al Año Jacobeo e impulsar definitivamente esta tradición que no es solamente espiritual sino también cultural. La pandemia puede trastocar estos planes. “Nosotros estamos promoviendo la actividad del Camino de Santiago porque es una actividad en la naturaleza capaz de realizarse con todas las garantías de seguridad”. Aún así, todo depende de la curva. “El área de Cultura está trabajando en todas aquellas iniciativas que se puedan plantear teniendo en cuenta la situación epidemiológica y con las normativas de seguridad en vigor en cada momento, pero sí esperamos que a lo largo del segundo semestre se pueda ir recuperando la normalidad y se puedan realizar acciones culturales y eventos también en la calle”.

La modernización del camino canario

530 años. Así cifra Ciprián Rivas, director general de Ordenación y Promoción Turística del Gobierno de Canarias, la antigüedad del Camino de Santiago de Gran Canaria. “No es un camino nuevo. Por lo tanto, está ligado a la historia y a la evolución de Gran Canaria, por una parte, y a otras islas, como pueden ser La Palma, Fuerteventura o Tenerife e incluso La Gomera”. El recorrido temporal de la ruta jacobea, no obstante, no ha derivado en su conversión como producto turístico. “Lo que nosotros intentamos es que el Camino de Santiago se convierta en un producto turístico en poco tiempo, pero aún no lo es. Faltan muchas cosas”.

Rivas señala la señalización oficial y el estado del camino como causantes de esta demora. “Falta una señalética en la que el Gobierno de Canarias ha apostado aportando una cantidad específica al Cabildo de Gran Canaria para realizarla”. Todos los tramos no cuentan con esta, es decir, no disponen de la señalética aprobada por el Consejo de Europa. Simbolizada a través de una concha de vieira, el Camino de Santiago de Gran Canaria, según esgrime el director, contará con una subvención de la Consejería de Turismo dirigida al Cabildo insular para paliar esta cuestión. El Cabildo no ha querido entrar en los detalles del proyecto.

La otra cara de la moneda son las condiciones en las que se encuentra la ruta. “Hay zonas que están en mal estado y corresponde al Cabildo arreglarlas”. La institución, cita, cuenta ahora con una subvención para darle al camino ‘un lavado de cara’. Es más, este ‘lavado’ pasa “aspectos como lugares donde aprovisionarse, agua, generar acceso a wifi, poder cargar los móviles, albergues, etcétera”. Con un tráfico de 177 caminantes, de acuerdo con la experiencia personal del director, el camino tiene así trabajo por delante. “El camino no está digitalizado”. Para paliar esta necesidad tan característica actualmente, se está preparando un proyecto de digitalización “para saber exactamente cuál es el caminante, su perfil,…”.

Rivas señala la interrelación entre señalización y tranquilidad. “Uno de los temas fundamentales que tiene que tener el camino es la seguridad y la seguridad está en fase de tener una señalización correcta. El Gobierno de Canarias ha encargado un estudio precisamente del Cabildo donde se avanza este tipo de soluciones para que se pueda invertir en mejorar la seguridad”. El Camino de Santiago de Gran Canaria es una ruta que precisa especialmente de seguridad. “Por lo tanto”, argumenta, “no me extrañaría que no puedan hacer el camino aquellas personas que no vean seguridad en ello y que procede de la falta de señalética”. Y es que, añade el director, falta señalización oficial en todos sus tramos.

Los Ayuntamientos de la Villa de San Bartolomé de Tirajana, Tejeda y Gáldar son las otras tres instituciones que, en principio, también contarán con subvenciones para acondicionar y habilitar la senda.

De cara a 2021, además de la señalización y el acondicionamiento de los senderos, una de las iniciativas es la proyección del camino como producto turístico. Además, se desarrollarán “una serie de acciones estratégicas donde se vea que Canarias representa una parte importante del hecho Jacobeo”. Ambas propuestas, sentencia el director, pueden “quedar perfectamente en agua de borraja” por la deriva del coronavirus.

Fuente: eldiario.es

Proyecto Escala Tenerife Segura

Proyecto Escala Tenerife Segura

#ESCALATENERIFESEGURA

          En relación al Proyecto Escala Tenerife Segura, propuesto por la Federación Insular de Montañismo de Tenerife y en colaboración con el Cabildo Insular de Tenerife, una vez finalizado el mismo y teniendo material sobrante, la Junta Directiva de la FIMT a petición de la vocal de escalada, acuerdan:

  • Donar dicho material a reequipadores que actualmente estén equipando en diversas zonas y escuelas de escalada de la isla de Tenerife

Es por ello, que hoy presentamos el trabajo a cargo de Raúl Martínez en:

  • Parque Rural de Anaga (Taganana)
  • Roque de las Ánimas
  • Vía “De Vallehermoso a Taganana”
  • Aperturistas: Pablo Mata y Javier Martín-Carbajal

El reequipamiento se concluyó el 31 de diciembre de 2020, colocándose 15 seguros fijos (parabolt de PLX), y 12 clavos variados. Sustituyendo así  el equipamiento viejo y como se hace constar en la reseña, en el caso de los clavos,  hay que reforzar con friends o fisureros ya que al no tratarse de una vía deportiva, pudiera ser que no resistieran una caída y sólo se han dejado para marcar la ruta.

Se realizó desde abajo, como en otras ocasiones, eso hace más lento y complicado el proceso, a lo que hay que sumar los días de lluvia que dejan la pared impracticable

GRACIAS por el trabajo realizado

 

Comunicado de Unión Montañera Añaza sobre la Marcha del Metra

Comunicado de Unión Montañera Añaza sobre la Marcha del Metra

Tal como decíamos en nuestro comunicado del 18 de diciembre (https://www.fedtfm.es/comunicado-de-la-fimt/) el Gobierno de Canarias estableció que “la práctica de la actividad deportiva y el ejercicio físico al aire libre puede llevarse a cabo individualmente y siempre que pueda mantenerse la distancia de seguridad interpersonal de 2 metros permanentemente”, estableciendo la recomendación de evitar la movilidad entre los municipios de la isla. Esta y otras normas para la isla de Tenerife están aún vigentes y por tanto los montañeros debemos ser responsables con nuestros conciudadanos evitando crear situaciones de riesgo sanitario tal y como indica el comunicado de la UMA.

 

COMUNICADO DEL CLUB UNIÓN MONTAÑERA AÑAZA

TRAVESÍA INTEGRAL DEL MACIZO DE ANAGA. MARCHA DEL METRA.
Estimados compañeros y compañeras, este año 2021, se cumple el 38º aniversario de La Marcha del Metra, que se ha venido celebrando de manera ininterrumpida.
Como ya sabemos la mayoría, esta travesía comenzó a organizarla el Grupo Montañero Teide desde el año 1983 y posteriormente por el Club Unión Montañera Añaza hasta el año 1993, fecha desde la cual, la Marcha del Metra se ha venido celebrando de manera libre y no organizada, teniendo siempre como referencias fijas, la fecha, siempre el fin de semana posterior al día de Reyes y el recorrido habitual a través del Macizo de Anaga.
Desde nuestro Club y toda la Comunidad de Montañeros y Montañeras, siempre hemos peleado para que se siga celebrando de esa manera, que ninguna marca, club, asociación, administración o empresa se la apropie, y que sea de los amantes del senderismo, preferentemente federados, que deseen pasar un buen fin de semana de convivencia, compañerismo y sobre todo de disfrutar de la naturaleza y la montaña.
También es una fiesta para todos los pueblos por donde pasa esta ruta y que nos reciben con las manos abiertas, especialmente los bares y restaurantes, puntos de parada obligatoria para quienes participan en esta singular actividad montañera.
Este año la situación es muy distinta a los años anteriores debido al COVID-19, por el cupo de personas, muchos bares y restaurantes estarán cerrados, no habrá línea de transporte extra de la empresa Titsa para llegar hasta Punta Hidalgo en la mañana del sábado, no habrá la tradicional foto de grupo en la escalera de la Punta Hidalgo y a las 22:00 horas, nadie podrá estar en la calle. En resumen, son muchos los factores que condicionan la celebración de la actividad en las condiciones normales como se ha venido celebrando hasta la fecha.
Al ser una actividad de libre participación y no organizada, lo que la hace más grande y peculiar si cabe, nadie está en condiciones de suspenderla, aunque por razones históricas, nuestro Club podría recomendar dicha suspensión.
Por eso, queremos comunicar que, aunque sea de libre organización y participación, apelamos a la responsabilidad individual de cada participante, y de acuerdo a la situación sanitaria actual, se actúe de manera responsable y pensando en los posibles y graves perjuicios que se pueden provocar al colectivo de participantes en la actividad, así como a terceras personas ajenas a la misma.
Saludos cordiales.
Club Unión Montañera Añaza.
Lo mejor de la escalada de 2020

Lo mejor de la escalada de 2020

El año del coronavirus ha limitado los viajes y casi erradicado la competición. A pesar de los confinamientos, Alex Megos, Laura Rogora, Angela Eiter y Julia Chanourdie han repetido los máximos grados de deportiva en roca y Oriane Bertone, en búlder.

No hay duda que 2020 estará marcado como siempre como el año del coronavirus Covid-19. Desde la perspectiva de la escalada, la pandemia ha restringido los viajes, ha eliminado prácticamente del calendario las competiciones y ha provocado confinamientos que han obligado a los deportistas a entrenar encerrados en casa durante semanas.

Deportiva: Segunda propuesta de 9c

Alex Megos ha sido el escalador que más ha destacado en la deportiva en roca este año. Suya fue la segunda propuesta mundial de 9c de la historia, con la primera ascensión de Bibliographie, realizadaen Céüse a principios del mes de agosto. El alemán también ha añadido a su libreta de 2020 el 9a (para él 8c+/9a) al flash de la clásica Undergroud¸ en Arco.

Otros dos escaladores han ido más allá del 9b este año. El italiano Stefano Ghisolfi, por un lado, lo hizo con la primera repetición de Change, el primer 9b+ de la historia, en Flatanger. Seb Bouin, por el otro, propuso 9b/+ para Beyond integral en el Pic St. Loup. El francés, además, tuvo su momento más mediático con la ansiada primera repetición de la mítica Akira de Fred Rouhling, para la que propuso una decotación de 9b a 9a.

Entre las escaladoras, el 9b parece haber alcanzado cierta consolidación durante este año. Tres años después de que Angela Eiter estrenara el grado en femenino, ha habido otros tres encadenamientos de 9b en 2020. Uno de ellos, protagonizado por la misma escaladora austriaca, con la primera ascensión de Madame Ching en la roca tirolesa.

La segunda mujer en llegar al 9b fue Laura Rogora, que ha protagonizado un año espectacular. Además de una buena dosis de encadenamientos de 9a, la italiana se subió a su primer 9a+ con Pure dreaming plus en su nuevo hogar de Arco en mayo; repitió Ali Hulk extension total sit start 9b en Rodellar en julio; y lo completó con la repetición de The bow 9a+ de nuevo en Arco en noviembre. Solamente Julia Chanourdie puede presumir de una libreta de nivel equiparable. La francesa también logró este año su primer 9a+ con Super crackinette en marzoy se elevó hasta el 9b en noviembre con la repetición de Eagle 4, ambas en St-Léger-du-Ventoux. Entre las chicas, también hubo un encadenamiento de los históricos, con la primera femenina de Action Directe en Frankenjura, el primer 9a, a cargo de Melissa Le Névé.

Antes de poner punto y final a la revisión del panorama internacional, una mención para Théo Blass, quien en junio se convirtió en el escalador más joven de la historia en encadenar 8c, al hacerse con Souvenirs du pic (Saint-Gilhem-Le-Désert) con tan solo diez años de edad.

En cuanto a la deportiva ‘made in Spain’, probablemente la realización más destacada haya sido el primer 7c para un invidente que logró Javier Aguilar con el encadenamiento de To su pu** madre a caballo en Los Cahorros. Es la máxima dificultad acreditada en todo el mundo para un escalador ciego.

En el terreno de la dificultad pura más extrema, de nuevo Jorge Díaz-Rullo y Jonatan Flor han compartido protagonismo. El madrileño ha hecho sus dos primeros 8c a vista con Pengim penjam en Sant Miquel del Fai y White zombie en Baltzola; ha llegado a escalar Kundalini 8c (8A+) sin cuerda; y se ha anotado vías tan duras como El bon combat 9b en la Cova de l’Ocell y la primera de Las Meninas R2 9a+/b en Rodellar. El alicantino hizo una rápida repetición de Las Meninas R2 9a+/b en Rodellar y terminó el año con La planta de Shiva 9b en Villanueva del Rosario. También al 9b ha llegado este año el aragonés Dani Fuertes, con la repetición de Ali Hulk extension total sit start en Rodellar.

Entre las escaladoras españolas, han brillado especialmente dos nuevos nombres. La quiceañera vallisoletana Iziar Martínez ‘Ichi’ realizó en julio el 8c más precoz de España con Florida en Rodellar, al que siguieron otras cuatro vías en el grado. En noviembre, la vizcaína Ainhize Belar todavía mejoró el récord, al anotarse Gezurren erresuma 8c con catorce años. Por ese mismo camino transita Geila Macià, que ha hecho este año el 8b más precoz del país con Vuelo a ciegas en Montserrat, a los doce años.

Búlder: Oriane Bertone se sube al 8C

La escalada en bloque de 2020 no ha vivido ningún paso adelante histórico. Las mejores actividades del año han servido para ir engrosando los encadenamientos duros e ir sumando nuevos nombres capaces de resolver grados altos. Probablemente, el encadenamiento único más destacado haya sido la primera ascensión femenina de Satan i helvete low 8C por parte de Oriane Bertone en Fontainebleau. La francesa se convierte en la cuarta escaladora del mundo capaz de tachar un búlder de dicha dificultad.

El 8B+ femenino ha tenido en las estadoundienses Alex PuccioBrooke Raboutou e Isabelle Faus sus más fieles seguidoras durante este año. Las tres residen en Colorado y allí han llevado a cabo su cosecha de líneas de esta graduación. Algunas tan destacadas como las primeras absolutas de Super low chimichanga right de Puccio, Sinawav The emasculator de Faus. También Marine Thevenet se subió al 8B+ este año con New base line en Magic Wood.

Entre los chicos, el máximo grado alcanzado en 2020 ha sido el 8C+, que empieza a contar con una buena legión de encadenadores. En realidad, sí se repitió una de las propuestas que había por encima, No kpote only de Fontainebleau, pero fue para que Nico Pelorson lo degradara a 8C en lugar del 8C+/9A anterior. En este contexto, Adam Ondra propuso un doblete de 8C+ en su país, con las primeras de Brutal rider Ledoborec. Las otras novedades del año fueron The grand illusion de Nathaniel Coleman en Cottonwood Canyon, Harder better faster de Charles Albert en Fionnay, Superpowers deAidan Roberts en Ladstones y Big Z de Shawn Raboutou en Tahoe.

En España, el censo de líneas de 8C creció con las incorporaciones de El proyecto de tu vida en Hoyamoros por Nacho Sánchez y Juneru en Albarracín por Rubén Díaz. Además, Jorge Díaz-Rullo logró la tercera ascensión de Papá Oso en Torrelodones.

Fabian Buhl y Edu Marín, vía larga de dificultad

El Rätikon ha sido el lugar que más escalada de vías largas de alta dificultad ha concentrado este año. Encabezadas por Déjà (10 largos, 8c+), de la que Fabian Buhl realizó la primera ascensión en enero. Ya en verano, Cédric Lachat repitió la célebre WoGü (350 m, 8c), mientras Barbara Zangerl conseguía la primera repetición de Kampfzone (5 largos, 8b+)

En el Eiger también ha habido algunas escaladas de mérito, como la de la propia Barbara Zangerl y Jacopo Larcher de Odyssee (1.400 m, 8a+) en dieciséis horas, una vía que también repitieron Nico Favresse y Sebastian Berthe como guinda a un tour alpino muy particular. La mítica Nordwand también vio cómo Nils Favre y Symon Welfringer se anotaban Paciencia (900 m, 8a) otra de las más duras. Para terminar el repaso alpino, vale la pena fijarse en Alessandro Zeni y su Cani morti plus (200 m, 8c) en Dolomitas.

Las paredes españolas han vivido también un año muy interesante. Comenzando por Montserrat, donde Edu Marín completó su durísimo proyecto Arco iris (200 m, 8c+). Y siguiendo por Peña Santa de Castilla, donde los hermanos Pou y Kiko Cerdá abrieron Rayu (600 m, 8c). Orbayu (500 m, 8c) recibió una nueva repetición por parte de Siebe Vanhee y se liberaron dos vías a tener en cuenta: Piztu da piztia (8b/+, 200 m) en Peña Montañesa por Dani Fuertes y Bizi bizitza (310 m, 8b) en el Pico Oriental de la Cascada por Ekaitz Maiz.

Al otro lado del Atlántico y siguiendo su estilo de aventura único e intransferible, Sílvia Vidal abrio en solitario Sincronia màgica en el Cerro Chileno Grande (Patagonia chilena), tras una permanencia de 33 días en pared. Y en El Salto mexicano, Sam Tucker logró encadenar The Ibiza club weapon (7 largos 8c). Situados en la meca de Yosemite, donde este año ha habido menos actividad que nunca debido a la pandemia, Emily Harrington logró escalar El Capitan por Golden gate en libre y en el día, algo que también hizo días después Jordan Cannon.

En cuanto a la escalada clásica de máxima dificultad, James Pearson consiguió hacerse con la primera repetición de Tribe en Cadarese. Una vía de la que se habla como 9a trad aunque ni el británico ni Jacopo Larcher, los únicos que la han hecho, han terminado de precisar un grado.

James Pearson repite Tribe

Las otras grandes ascensiones de este estilo en 2020 han correspondido a escaladoras: Brittany Goris hizo la primera femenina de Stingray (8b de fisura), Emilie Pellerin se anotó La Zébrée 8b+ trad en Québec y Barbara Zangerl encadenó la histórica Greenspit.

Sospechosos habituales en dry, hielo y artifo

Los escaladores amantes de las herramientas pueden celebrar este año la primera propuesta de WI13, que realizaron Tim Emmett y Klemen Premrl con Mission to Mars en las Helmcken Falls. Aunque es probable que la línea de hielo más destacada se sitúe en otro lugar de Canadá, concretamente en Lake Margaret (Rocosas Canadienses), donde Sebastian Taborszki, Stas Beskin y Dylan Cunningham trazaron Katana (245 m, WI6+ X). En seco, el coreano Young-Hye Kwon consiguió encadenar Low G man D14 y Uragano dorato D15 a vista y en el día.

En lo que a la escalada artificial se refiere, David Palmada ‘Pelut’ y Ernesto Belenguer abrieron Black hole (475 m, A4) bajo tierra, mientras Genís Hernández reclamaba que el grado siga evolucionando tras su apertura de Selecció natural (330 m, A6/7a) en Roques de Benet.

Año olímpico casi sin competiciones

El año 2020 debía ser el del debut olímpico para la escalada de competición. En cambio, ha sido el que menos competiciones de escalada ha registrado en las últimas tres décadas, por culpa de la pandemia de coronavirus. Apenas hubo una prueba de Copa del Mundo y algunos campeonatos continentales que sirvieron para completar la lista de participantes de los Juegos Olímpicos de Tokyo, aplazados para el verano de 2021.

El descafeinado Campeonato de Europa, que se disputó en Moscú sin la participación de algunas de las principales potencias, coronó a Danyil Boldyrev y Ekaterina Barashchuk en velocidad, a Jernej Kruder y Viktoriia Meshkova en búlder y a Sascha Lehmann y de nuevo Viktoriia Meshkova en dificultad. La combinada y clasificación olímpica correspondió a los rusos Aleksei Rubtsov y Viktoriia Meshkova.

Como epílogo, valga que la escalada deportiva de competición ya se ha asegurado unos segundos Juegos Olímpicos en París 2024.

Fuente: Revista Desnivel.com

PIDE A LOS REYES UN INVENTARIO DE CAMINOS PÚBLICOS

PIDE A LOS REYES UN INVENTARIO DE CAMINOS PÚBLICOS

Afortunadamente, en España disfrutamos de una extensa red de caminos públicos, pero a veces un particular reclama para sí la propiedad, e incluso cierra el paso. Hay vallas evidentes pero recuerdas también cables tendidos en medio de un camino que han dañado gravemente a algunos ciclistas.
¿Qué has de hacer para saber si un camino es público o privado? Consulta si el municipio ha realizado inventario de caminos públicos. Si el camino está inscrito en él, ya está reconocido como público. Si no está, sigues investigando. Complementariamente, consulta el catastro inmobiliario, a ver si figura como camino público.
Consigue pruebas de que ese camino ha sido transitado por la población desde hace años. Ten en cuenta que un camino público no prescribe y si fue público en algún momento lo sigue siendo ahora. Ningún particular puede haber adquirido la propiedad del camino, salvo que legalmente se haya desafectado.
Consulta mapas del siglo XX, o del XIX, busca testigos entre las personas más mayores, rastrea libros que puedan haber comentado itinerarios o documentos administrativos en los que se pueda mencionar que el camino es público.
Intenta razonar sobre la función que ha desempeñado ese camino en la historia. Si era camino real, es público. Si une poblaciones probablemente será público. Si se dirige a lugares muy frecuentados, posiblemente también.
¿Qué es lo más fácil? Lo primero que hemos dicho. Que el Ayuntamiento haya realizado el inventario de caminos públicos. Si tu ayuntamiento no lo tiene, en las próximas elecciones municipales tienes que conseguir que entre en programa electoral. O, aprovechando estas fechas, pide a los Reyes Magos que este año le traigan al Alcalde un inventario de caminos públicos.

Fuente: Facebook de José Nasarre Sarmiento

El montañero español (y solidario) que reta a Instagram con sus dibujos de naturaleza

El montañero español (y solidario) que reta a Instagram con sus dibujos de naturaleza

Sobre el terreno, Paco López Saura dibuja los perfiles de sus rutas de senderismo que luego matiza en casa. Además, diseña cuadernos de campo que regala a los niños en las charlas gratuitas que imparte en diferentes colegios para contagiar su pasión por la alta montaña.

Paco López Saura (Madrid, 1956) recorre la sierra libreta en mano. Describe el medio ambiente como los naturalistas del siglo XVIII y XIX, su fuente de inspiración, pero con ayuda de una cámara digital pequeña. Ventajas actuales para sus cuadernos de campo, tan minuciosos como los que hacía Félix Rodríguez de la Fuente.

A mano alzada y sobre el terreno, prepara un primer boceto. Desafía al atractivo y la inmediatez de la fotografía y las redes sociales. “En mi bloc de notas apunto tiempos de la senda, si hay una fuente, si el agua es potable, si veo animales que no me da tiempo a fotografiar, las plantas que me encuentro. A continuación, en casa, planifico el dibujo de lo que he visto”, especifica López Saura, miembro de la Real Sociedad Española de Alpinismo Peñalara.

En cada ilustración, tamaño A5 (medio folio), incluye el perfil de la ruta y elementos de flora y fauna. Luego la colorea con pinturas polícromas de Faber Castell. Los originales los conserva en su vivienda, en carpetas protegidas con plástico. Las copias forman parte de sus dos libros, Pasión por la montaña. Cuadernos de campo Pirineo Aragonés occidental y Guadarrama. Pasión por la montaña. 25 excursiones para todos (ed. Desnivel). “El primero, editado hace seis años, tiene 86 excursiones con sus correspondientes dibujos. Ahora está dado de baja, porque estoy preparando una tirada de mayor calidad. El de la sierra madrileña lo acabo de presentar. Incluye 25 sendas y la misma cifra de ilustraciones“, señala.

Cuando termine la mejora de su primer manual, pretende emprender su próximo proyecto: Flora, fauna y curiosidades, con fotos y sus pinturas, que ya adelanta en su web. Por ejemplo, “una imagen de una marmota y enfrentado una ilustración con su hábitat, datos de las crías… Y peculiaridades, como las espantabrujas de las casas de los Pirineos, típicas del Alto Aragón, una cara terrorífica para que las brujas no entrasen en las viviendas a través de las chimeneas de las viviendas”, revela.

VOLUNTARIO DE MONTAÑA

Su compañero de cordada es su hermano mellizo, José Luis. “Él sí que es un verdadero artista. Es pintor realista. Suyo es el mural de 40 m2 de la librería madrileña Desnivel (Plaza de Matute, 6), que cuenta la historia del alpinismo”. Comparten la pasión por la naturaleza, una afición contagiada por sus padres y sesiones también de alpinismo y senderismo.

Tanto le entusiasma la montaña a López Saura, que ingresó como soldado voluntario de la Compañía de Esquiadores Escaladores de la Escuela Militar de Montaña, en Candanchú (Huesca) “y terminé siendo cabo 1º de Sanidad. Estaba en el equipo de socorro de las pistas de esquí, una labor que ahora desempeña la Guardia Civil”, explica.

Técnico Superior en Anatomía Patológica de formación, trabaja como auxiliar de enfermería en la Unidad de Psiquiatría de Agudos Adultos en el hospital Gregorio Marañón de Madrid, “una labor que me enriquece cada día”.

Para sus pacientes diseñó su avatar, la gallina Paca, “un personaje que me permite crear un vínculo de confianza con un enfermo mental agudo, porque comunicarme con este tipo de pacientes es muy difícil”, reconoce. Pronto el animalillo se quedará huérfano, porque su patrono está prejubilado, aunque en el hospital perdurará su imagen. “Cada hora del reloj del control de enfermería es una gallina. Y la lotería de Navidad de la planta también la anuncia mi ilustración”.

La gallina también le sirve para relacionarse con niños. Vestida de montañera es la protagonista de las charlas que imparte cuando sale del hospital en colegios (los primeros cursos de primaria, sus preferidos por la edad de la audiencia, de seis a nueve años), centros de educación especial y en asociaciones de síndrome de Down. Cada sesión infantil comienza siempre con el dibujo de una Paca andarina en la pizarra y su frase más repetida: “¡¡Cuanto más aprendemos sobre la naturaleza, más motivos tenemos para respetarla!!”.

Su objetivo con estas lecciones gratuitas es el mismo que el del dibujito: “Quiero crear interés por el medio ambiente. Trasladar mi pasión para que lo entiendan y lo cuiden”, insiste. A cada asistente le entrega un cuaderno de campo, Abrazando árboles, para que disfruten del aire libre y anoten lo que ven; y unas fichas de la flora y fauna: reptiles, insectos y arácnidos, anfibios, plantas medicinales… Un trabajo que regala a los niños gracias al patrocinio de la Fundación del Grupo Puma, que imprime los librillos. En colaboración con la ONCE prepara una versión adaptada a los invidentes: “Estoy deseando ver el resultado”.

LA GALLINA PACA

Regordeta, lustrosa, de plumaje blanco impoluto, cresta roja y con los ojos saltones. El personaje que el dibujante Paco López Saura creó hace 15 años protagoniza múltiples de sus historietas, trabajos y tiras cómicas que presenta en su web. Ingeniosa y graciosa, pero con gesto siempre serio, utiliza en todas sus explicaciones y chistes un lenguaje sencillo y directo, apto para todos los públicos. Aunque siempre va ‘desnuda’, si sale al campo se viste con camiseta amarilla, pantalón corto gris, botas de alpinismo, mochila y bastones. También es una gallina de alta montaña. A su dueño le sirve de guía para acercar sus conocimientos sobre el medio ambiente y explicar datos curiosos sobre flora y fauna.

Fuente: elmundo.es