FIMT - FEDERACIÓN INSULAR DE MONTAÑISMO DE TENERIFE 922 882 239 info@fedtfm.es

 El Roque de las Ánimas visto desde la playa del Roque de las Bodegas presenta tres puntas, la vía “Eva” llega a la punta más baja de 120 mts de altura y recorre en su segundo largo un espectacular diedro fisurado. Probablemente fue la segunda o tercera vía abierta en el roque. La primera ruta abierta fue la “Normal” en el año 74 y según alguno de los escaladores más antiguos es de la misma época que la “Mayor” (abierta en el año 80). Probablemente sus apertura se debe a miembros del grupo montañero de la OJE, liderados por Juan Moreno.

Sin duda, la vía “Eva” fue abierta con un gran estilo, sólo dos buriles y algún clavo dejaron los aperturistas a su paso. Teniendo en cuenta que en esa época se escalaba con botas y no existían los friends, no cabe más que admirar la audacia de estos pioneros cuando se recorre el espectacular segundo largo. Las posteriores repeticiones de la vía han hecho que hayan ido apareciendo más seguros fijos (clavos, spits y algún parabolt), todos ellos motivados seguramente por la fuerte oxidación que sufren sus anclajes.

 Vía Eva al Roque de las Ánimas

El criterio seguido en la restauración de la vía ha sido solo el de sustituir todos los seguros por parabolts y chapas inoxidables. En la R1 y en la R2 se eliminó todo el material viejo y se sustituyó por dos parabolts inoxidable en cada reunión. Finalizando el segundo largo existía un clavo muy oxidado al que con el tiempo se le añadió otro clavo y posteriormente un spit creando una nueva reunión, esto ha sido eliminado sustituyendo todo por un parabolt inoxidables.  Al incómodo tercer largo (un canal lleno de plantas) se le sacó una variante por una placa llena de orchilla con dos parabolt inoxidables, más uno en la reunión.

Vía Eva al Roque de las Ánimas

Esta parte del roque también está recorrida por otras dos rutas; ” Capitán memo ” y  “El diedro de 40 “.  La combinación de ambas;  el primer largo de “Capitán memo” enlazando con “El diedro de 40”,  hacen una vía enteramente de escalada libre y altamente recomendable.

Como anécdota contar que durante la restauración de la vía y rapelando en su descenso, los reequipadores encontraron un escalador argentino en la R2. Por supuesto que se quedaron sorprendidos, venía  embarcado buscando la “Normal” y al verlos por allí arriba, les siguió con su compañero isleño (era la primera vez que ambos estaban en el roque). Tuvieron el gusto de hacer la primera repetición una vez restaurada. Calificaron de espectacular y sostenido en largo del diedro, confirmando su graduación y haciendo la misma pregunta que se hace todo aquel que repite la vía…………. ¿Quién sería esa tal Eva?.

Descarga el croquis actualizado aquí.

Fuente y foto: Javier Martín-Carbajal