FIMT - FEDERACIÓN INSULAR DE MONTAÑISMO DE TENERIFE 922 882 239 info@fedtfm.es
Croquis Las Ánimas - Ruta Normal El roque de las Ánimas siempre ha sido un objetivo codiciado por los escaladores tradicionales. Su cumbre es bastante inaccesible y a ella solo se puede subir escalando. Por su vertiente sur la escalada es más fácil y corta, además de ser durante muchos años el itinerario tradicional de subida utilizado por los primeros escaladores isleños. Sin embargo su vertiente norte, de 250 mts de desnivel en su punto más alto, presenta una escalada más larga y difícil y fueron unos cuantos los intentos realizado por los primeros escaladores del Grupo Montañero de Tenerife por conquistar esta vertiente. El máximo punto alcanzado por estos pioneros fue el bosque situado a media pared. A partir de ese lugar la pared se vuelve más vertical y no fue hasta 1974 cuando la cordada formada por Antonio R. Villar, Oscar Subirana y Miguel Diez consiguen, por fin, escalar esta pared llamando a la ruta escalada la vía “Taganana” que con el tiempo pasó a ser conocida como la  “Normal” del roque.
Roque de las Ánimas
Roque de las Ánimas
Desde abajo y a primera vista el roque presenta, dada su orientación norte y teniendo en cuenta que la ruta normal va buscando lo más evidente, un aspecto herboso que no invita mucho a la escalada. Pero nada más lejos de la realidad, desde luego es toda una experiencia poder escalar cerca de especies vegetales que aquí tienen uno de sus últimos reductos, especies arbóreas como dragos y marmolanes también peralillos, guadiles, acebuches o más arbustivas como el endémico y abundante en su vertiente norte cabezón de Taganana (Cherolophus tagananensis), restos del bosque termófilo húmedo que antiguamente era tan común en la isla.
Cherolophus Tagananensis
 Cherolophus tagananensis
La ruta “normal” surca los tramos más evidentes de la pared, una primera parte, hasta el bosque, con bastantes plantas que no dificultan mucho la escalada y algunos bloques “sospechosos” en los que tendremos que prestar atención. Poco equipamiento fijo y aunque la dificultad es bastante moderada no está exenta de exposición. A partir del bosque, la verticalidad aumenta, también ligeramente la dificultad y los seguros fijos siguen siendo muy escasos. El último largo, de una dificultad moderada, expuesto y con unas fabulosas vistas sobre el mar, condensa toda la esencia de la vía.
Largo nº5 entre R4 y R5
Largo nº5 entre R4 y R5
Reunión 5
Reunión 5
Grupo de dragos
Grupo de dragos
Dragos
Dragos
Los dragos son una referencia en este roque, muchos de ellos bautizados por los escaladores. El drago de dos brazos, el drago de la directa, los dragos gemelos, el drago de la mantis, el drago de los nombres… . En este último se pudo ver grabado el nombre de los escaladores más antiguos, los aperturistas de la vía Villar, Oscar y Miguel, también de Juan Moreno, Bazzochi, Pablo Castilla, Ramón, Tato… . La tormenta tropical Delta acabó derribándolo junto con otros más.
 Drago de los Nombres derribado por la tormenta Delta
Drago de los Nombres derribado por la tormenta Delta
Llegada a la R7
Llegada a la R7
Destrepando
Destrepando
En definitiva, una ascensión clásica, una pequeña aventura en un hermoso roque que recomendamos a todos los escaladores.

Descarga el croquis actualizado aquí.

Fuente y foto: Javier Martín-Carbajal