FIMT - FEDERACIÓN INSULAR DE MONTAÑISMO DE TENERIFE 922 882 239 info@fedtfm.es
Se suspende la Santa Cruz Extreme 2020 por COVID-19

Se suspende la Santa Cruz Extreme 2020 por COVID-19

SE SUSPENDE LA SANTA CRUZ EXTRME 2020 POR LA SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA ACTUAL EN CANARIAS Y NORMAS QUE DISCIPLINAN LOS EVENTOS DEPORTIVOS

El 9 de octubre de 2021 será la próxima edición.  Aquellos que lo deseen pueden conservar su inscripción y si no se procederá a la devolución íntegra

La Fred.Olsen Express Santa Cruz Extreme 2020, que tenía previsto celebrarse este próximo 10 de octubre, tiene que proceder a la suspensión del evento este año por la situación epidemiológica actual en Canarias

Hasta última hora se han realizado denostados esfuerzos para lograr que se celebrara la carrera, pero la situación epidemiológica en Canarias derivada del Covid-19 y nuevas medidas establecidas por el Gobierno de Canarias para lograr detener el número de contagios, determinan irremediablemente la suspensión.

Si bien una vez se superó en junio la Fase III instaurándose normas conocidas como “Plan para la transición hacía una nueva normalidad superado el estado de alarma”, la organización de la Santa Cruz Extreme continuó trabajando incorporando medidas orientadas a garantizar la seguridad de los corredores, voluntarios y espectadores: se redujo a 500 el número de participantes, se establecieron reglas para el uso de la mascarilla, salidas controladas con número mínimo de participantes y distancia social, la prohibición de correr juntos, etc.

En ese momento y hasta la tercera semana del mes de agosto todo apuntaba que el evento podría realizarse con todas las medidas antedichas y establecidas en un plan específico establecido para la carrera. Pero, a partir de finales de ese mes y con la actual situación en Canarias con un número de contagios que va creciendo exponencialmente, determinó el establecimiento por el Gobierno de Canarias de nuevas medidas para atajar la pandemia. Una de las propuestas fue  la evaluación del riesgo de conformidad con las “Recomendaciones para eventos y actividades multitudinarias en el contexto de nueva normalidad por COVID-19 en España”. Además de la obtención de un nuevo permiso a solicitar al órgano competente en materia de sanidad del gobierno de Canarias.

A tal fin, la Santa Cruz de Extreme encargó a un profesional su realización y, dadas las características del evento, establece que hay partes del evento de riesgo, el cual es valorado como “muy alto” en determinados momentos de la carrera (salidas y llegadas especialmente), y otros pasajes como “alto y moderado”. Este riesgo se ve incrementado en las situaciones comunes de las carreras por montaña, debido a la incertidumbre de la situación actual y al incremento de los factores extraordinarios a tener en cuenta.

Esta valoración del riesgo ha determinado que la organización de la Fundación Santa Cruz Sostenible y su responsable última, la concejala Evelyn Alonso, acuerden proceder a la suspensión del evento. Desde un principio, Evelyn Alonso como concejala de Seguridad Ciudadana y Movilidad, Promoción Económica y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, ha trabajado en poder sacar adelante la carrera. “En estos momentos era un reto organizativo pero siempre debe de primar la seguridad por encima de todo y los nuevos acontecimientos con el aumento de contagios hacen que sea inviable la edición de este año”, ha señalado.

Además, esta suspensión viene avalada por un alea imprevisible, ya que con la normativa vigente establecida por el Gobierno de Canarias en el momento que una isla supere los cien casos por cien mil habitantes en la incidencia acumulada de casos diagnosticados en los últimos 7 días se suspende cualquier evento o acto multitudinario y se adoptarán de forma automática medidas de intervención administrativa de carácter específico; entendiéndose como tal aquellos de más de 10 personas.

Devolución de la inscripción o conservación del dorsal para 2021

Desde la organización se han establecido las siguientes medidas referentes a los atletas ya inscritos: la devolución íntegra de la inscripción o, para quien lo prefiera, conservar su inscripción para la carrera a celebrar el 9 de octubre de 2021.

La devolución del importe se realizará en a través de la plataforma de inscripción, recibiendo todos los inscritos un correo con la forma de proceder. Aquellos que la quieran conservar con el importe ya abonado mantienen su derecho a participar en la carrera de 2021 no teniendo que realizar ninguna acción, ya que se entenderá que aquellos que a fecha de 1 de diciembre de este año no han solicitado la devolución del importe se les tendrá como participantes del próximo año en la modalidad donde se habían inscrito en esta edición.

Esperamos con ilusión un nuevo año y que todos podemos olvidar los momentos más duros de la actual situación, retomando una normalidad que ansiamos.

Fuente: FRED OLSEN SANTA CRUZ EXTREME (leer más…)

¿Estaría la FEDME cerca de recuperar su ‘status quo’ en las Carreras por Montaña-Trail?

¿Estaría la FEDME cerca de recuperar su ‘status quo’ en las Carreras por Montaña-Trail?

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria acaba de fallar a favor de esta Federación y le devuelve sus competencias en nuestro deporte.

/ Foto: Carrera por Montaña en Cantabria

La Federación Cántabra de Deportes de Montaña y Escalada (FCDME) acaba de recobrar sus competencias en Carreras por Montaña – Trail, así lo ha sentenciado el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, quien ha fallado a favor de la FCDME, revocando la resolución que por aquel entonces dictaminó el Consejero de Deportes.

Recordemos que a finales de enero de este año, la nueva Dirección General de Deportes de Cantabria, en un intento de actuación de buena fe y reconciliador para las partes implicadas, retomaba el actual conflicto existente entre Federación de Montaña y Atletismo, y mediante consulta previa al órgano competente en materia de dicha Dirección, devolvía a la Federación Cántabra de Deportes de Montaña y Escalada sus competencias para celebrar y autorizar las Carreras por Montaña – Trail como lo había hecho hasta entonces.

Debemos tener presente que ‘la normalidad’ de nuestro deporte en Cantabria se vio truncada con la suspensión (en marzo de 2019) de la Gurriana Trail (puntuable para la Copa de España de CxM FEDME 2019). Un asunto que trajo muchísima polémica y que según publicamos en su día, la prueba cántabra fue víctima de una mala interpretación de la misma Dirección General de Deportes que por entonces regía Gloria Gómez, enquistando los permisos de celebración de pruebas en la Consejería de Juegos y Espectáculos.

También cabe recordar que toda esta movida vino provocada por la guerra (que sigue a día de hoy) por el monopolio de nuestro deporte entre la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME) y la Real Federación Española de Atletismo (RFEA). Esta última se subía al ‘tren de la montaña’ en septiembre-noviembre de 2018, cuando se publicaba en el
BOE la resolución del Consejo Superior de Deportes (CSD) en la cual la especialidad de Trail Running se incluía como disciplina deportiva de la RFEA.

Volviendo a la problemática suscitada a partir de la suspensión de la carrera organizada por los hermanos Eugenio y Hugo Caso, y tras hilar algunos hechos, relaciones y amiguismos, hemos comprobado el más que presunto acercamiento de Gloria Gómez (en su día fue Directora General de Deportes del Gobierno de Cantabria) a la RFEA. No hay más que saber que Gómez es miembro del Consejo Rector de la AEPSAD (Agencia Estatal Antidopaje) y también vocal de la comisión directiva del Consejo Superior de Deportes (a la que también pertenece Raúl Chapado, presidente de la RFEA). Este hecho nos hace que pensar y en consecuencia, preguntarnos: ¿por qué en su día Gloria Gómez no revocó el informe de su exjefa de servicio de la Dirección General de Deportes del Gobierno de Cantabria, Marta Casuso en el caso de La Guarriana Trail? ..y es que en este se desvirtuaba el contenido emitido en su día por el mismo CSD, el cual no quitaba competencia alguna ni a FEDME ni a FCDME.

Por otro lado, también creemos esencial recordar que fue Víctor Manuel Reinoso (alcalde de Cabezón de la Sal y por extensión de Carrejo -localidad del anterior municipio- además de amigo del presidente de la Federación Cántabra de Atletismo) quien en última instancia se negó a dar el permiso para esta prueba pese a tener competencias propias ya que el trazado de la Gurriana llegó a modificarse para sólo pasar por el término de un solo municipio. Sazonando más, no olvidar que fue el Servicio de Juegos y Espectáculos de la Consejería de Presidencia y Justicia del Gobierno de Cantabria quien dio un buen ‘machetazo’ previo y a instancias de la Dirección General de Deportes (esta no atendió a las definiciones ni competencias descritas por el Consejo Superior de Deportes en cuanto a los términos Carreras por Montaña y Trail Running).

No cabe duda que tal como dijimos en su día, la Gurriana Trail fue la ‘cabeza de turco’, de un más que supuesto ‘complot’ o conspiración perpetrada por los Gloria Gómez, Marta Causo, Víctor Manuel Reinoso, Federación Cántabra de Atletismo y por extensión RFEA, para sembrar un precedente e intentar ir desbancando poco a poco a la FCDME ( y por extensión a FEDME) en lo que respecta a sus competencias en un deporte que gestiona hace casi 20 años.

Ya sabéis que por el buen y saludable crecimiento de nuestro deporte, en Infotrail no somos amigos de los trapicheos, tratos de favor, amiguismos e injusticias. Este asunto tenía muchas de estas premisas y por eso lo denunciamos de forma contundente.

Por el momento las aguas han vuelto a su cauce y se ha hecho justicia. Esperemos que siempre sea así.

P.D: Como en otras ocasiones, nos sorprende en sobremanera que ningún medio de comunicación ‘profesional’ versado en el trail running, así como algunos de los ‘periodistas freelance ‘de postín’ que hay en nuestro mundillo, no se hayan hecho eco de este asunto. Un hecho importante cuya resolución, quien sabe, podría predisponer a los Juzgados Centrales de lo Contencioso Administrativo de Madrid a la hora de resolver los 7 recursos que desde varias Federaciones de Montaña Autonómicas (con la Madrileña al frente) y con el apoyo de FEDME interpusieron a RFEA a finales de 2018.

Fuente: INFOTRAIL (ver más…)

Suspendida la Transvulcania 2020

Suspendida la Transvulcania 2020

Suspendida la Transvulcania 2020 por la situación internacional de la covid

La situación sanitaria a nivel mundial provocada por la covid-19, con incidencia aún en países a los que pertenecen atletas internacionales que cada año compiten en La Palma, ha obligado a suspender la Transvulcania 2020, que había sido reprogramada del 26 de septiembre al 3 de octubre.

El consejero de Deportes del Cabildo de La Palma, Raúl Camacho, ha asegurado en un comunicado que es sabedor de la importancia deportiva, económica y social de Transvulcania, pero añade también que no existen las condiciones mínimas de seguridad sanitaria para su celebración “tal y como la conocemos”.

Fuente: Agencia Efe (ver más…)

Alberto Ayora: “Las carreras por montaña son de los montañeros y no nos las van a quitar”

Alberto Ayora: “Las carreras por montaña son de los montañeros y no nos las van a quitar”

Hablamos con Alberto Ayora, reconocido alpinista, responsable del Comité de Seguridad de la FEDME y máster en Derecho de los Deportes de Montaña, sobre la tensión existente entre la FEDME y la RFEA, así como sobre la actual situación de algunas disciplinas deportivas tales como las carreras por montaña.

Recientemente informamos sobre un conflicto de intereses entre la FEDME y la RFEA (Real Federación Español de Atletismo), ¿qué opinas sobre la situación actual que se está viviendo con respecto a las carreras de montaña?

Lo primero que me gustaría matizar es que estamos hablando de carreras “por” montaña, no “de” montaña. Y no es una distinción baladí. Estamos hablando una actividad deportiva que se está realizando en un terreno de juego que en muchas ocasiones se está banalizando y minusvalorando. Se están menospreciando los riesgos que conlleva correr por montaña. Y lo que es más grave es que la misma Administración es la que lo está favoreciendo y consintiendo.

Lo segundo es que lo anterior es consecuencia del gran desconocimiento existente en gestión de riesgos y seguridad en montaña y en el medio natural. Me parece ridículo que se esté hablando y discutiendo sobre altitudes de más o menos de 2.000 metros, cuando el mayor peligro no es la altitud en estas cotas, siendo que las duras y exigentes condiciones de la alta montaña se pueden encontrar en altitudes muchos menores en nuestro país y en otras latitudes. Y no digamos ya en invierno o condiciones invernales, que tampoco es lo mismo. Los accidentes que se están produciendo no son como consecuencia del mal de montaña y enfermedades relacionadas con la altitud. Quienes están hablando en esos términos muestran un profundo desconocimiento de lo que es la montaña.

En septiembre de 2017 murió un corredor de 26 años al caer 400 metros en el congosto de Montrebei. Estamos hablando de un lugar que tiene una altitud de entre 500 y 700 metros, pero donde un tropiezo puede ser fatal.

En abril de 2018, el corredor vasco Jokin Lizeaga sufrió una caída de 20 , en un agujero en la nieve, en la que se fracturó el hombro y una costilla. Fue rescatado casi 3 horas después totalmente hipotérmico gracias a que otros corredores oyeron sus gritos y le auxiliaron. Si no le hubieran escuchado, el resultado hubiera sido trágico. La altitud del lugar eran unos 1.300 metros.

En julio del año pasado una corredora murió al ser alcanzada por un rayo en los Dolomitas. Los rayos no entienden de altitudes. La organización había suspendido 30 minutos antes la prueba por la tormenta eléctrica, pero mucho corredores no habían podido ser informados al estar entre dos puestos de avituallamiento. Y es que la planificación en la prevención de accidentes y de las emergencias en esta clase de pruebas no lo puede hacer cualquiera.

¿Piensas que la RFEA está capacitada para poder desarrollar este tipo de competiciones?

La respuesta es que en absoluto la RFEA está capacitada para organizar con una mínima seguridad carreras por montaña. Y a las pruebas me remito.

Para empezar la RFEA no ha desarrollado la seguridad como lo ha hecho y está haciendo la FEDME. Y no lo ha hecho porque no es fácil ni es algo que se aprenda de la noche a la mañana, y porque tampoco es de su competencia. Primero hay que ser montañero y luego corredor por montaña. Plantear la ecuación al revés es aumentar la accidentalidad. Y de ello alguien debe hacerse responsable.

La organización de estas pruebas exige para empezar unos reconocimientos previos y una evaluación de riesgos de los itinerarios, en la época y condiciones de la carrera. De día y de noche, con niebla, viento, lluvia, nieve, frío, calor… Identificar zonas de cobertura, itinerarios de evacuación, formar a voluntarios, personal médico montañero capaz de llegar al accidentado… No sirve cualquier sanitario.

Además, al planificar hay que considerar que la seguridad está directamente relacionada con las capacidades físicas y mentales del deportista. El agotamiento provoca cambios fisiológicos que dificultan la toma de decisiones adecuadas y la coordinación motora. Lo que ello supone en montaña lo entiende quien es primero montañero.

En función de todo ello hay que minimizar los riesgos hasta un nivel de seguridad aceptable. Eso puede suponer, por ejemplo, la colocación de anclajes y cuerdas fijas. Estamos asistiendo atónitos a pruebas de la RFEA donde los corredores debían subir por una pendiente asidos una cuerda fija, haciendo uso de elementos y técnicas de escalada. ¿Eso es competencia de la RFEA? Que los responsables del CSD nos lo expliquen.

Por otra parte no se puede olvidar el liderazgo de la FEDME en medio ambiente. Son muchos los encuentros y jornadas realizados con el Organismo Autónomo de Parques Nacionales o la creación de la Guía de Buenas Prácticas Medioambientales de carreras por montaña. Desde la FEDME siempre se ha procurado conservar el campo de juego. Algo que a la RFEA le pilla muy lejos. Precisamente por no entender el medio en el que se desarrollan este tipo de pruebas. No se puede pretender convertir toda la montaña en una instalación deportiva.

En cuanto a la seguridad de estas pruebas y actividades, ¿consideras que una federación ajena al entorno natural o de montaña tiene la experiencia de desarrollar itinerarios para esta actividad con un mínimo de seguridad y condiciones?

Las montañas españolas son muy variadas climáticamente hablando, y las condiciones son muy diferentes según la estación, por lo que los factores que van a afectar a la seguridad son muy diferentes en función de la localización espacial y temporal de cada evento. Nuestra federación y nuestros federados son los que los conocen.

Quien responda afirmativamente tampoco entiende de qué estamos hablando. Hoy en día parece que cualquiera puede organizar un evento en cualquier sistema montañoso ¿pero a costa de qué precio en vidas humanas?

Os voy aponer un ejemplo. Hace unos años se dirigió a mí el organizador de una carrera por montaña muy conocida en la actualidad. La planificación en seguridad apenas la consideraba. Afortunadamente, tras hacerle consciente del problema en seguridad que estaba generando organizando la carrera como pretendía, se mentalizó que no debía descuidar este aspecto y trabajó en ello con asesoramiento externo. Realizamos un análisis estadístico de siniestralidad de la carrera en base a dos índices importantes: el índice de frecuencia y el índice de incidencia. Estos índices relacionan el número de accidentes según el número de corredores y las horas de carrera, es decir, según el nivel de exposición a los riesgos. Los resultados nos mostraron que entre la edición de 2015 y la de 2017 disminuyó significativamente la tasa de abandono y el índice de frecuencia. Un estudio completo sobre la planificación en seguridad podéis encontrarlo en la web de nuestro Comité de Seguridad.

https://seguridadfedme.es/gestion-del-riesgo-en-las-carreras-por-montana/

¿Cuál crees que es el motivo principal de este interés de la RFEA por las carreras por montaña?

Eso creo que está clarísimo. Aumentar federados e ingresos. Sin embargo, creo que los árboles no le están dejando ver el bosque. La RFEA y el CSD parecen no ser conscientes del nivel de responsabilidad que conlleva y que en la FEDME hemos asumido. El aumento de accidentes y rescates tiene un coste y unas consecuencias.

Nuestros estudios, en base a las estadísticas de los Grupos de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil en el periodo 2010 a 2019, permiten obtener conclusiones claras. Por una parte, algo más del 46% de los accidentes registrados indicaron como causa directa la caída al mismo nivel (tropiezo). Si miramos este dato en los dos periodos de 5 años en los que tenemos información, el segundo lustro eleva este porcentaje hasta el 52% (en 2010-14 el porcentaje era inferior al 42%, siendo además la segunda causa después de los problemas físicos).

Este hecho viene a demostrar que el terreno en que se realizan este tipo de pruebas deportivas es determinante. No conocemos el dato, pero es poco probable que las pruebas sobre asfalto arrojen cifras similares y entendemos que los accidentes tengan mucho más que ver con problemas físicos.

Un problema que está surgiendo es que deportistas y corredores sin experiencia en montaña se están introduciendo de lleno en este tipo de carreras promovidos por una sensación engañosa que se produce al equiparar las carreras de asfalto con las pruebas en el medio natural como es la montaña. Pretender hacer de un tipo de deporte algo que, sin duda no es, puede generar expectativas erróneas en quien lo practica y con ello una falta en la seguridad.

El aumento de pruebas y participantes no han traído, como se pudiera pensar en un principio, un aumento en el número de intervenciones de los GREIM o de número de deportistas accidentados, sino todo lo contrario. En el primer lustro del estudio, este tipo de pruebas registró 60 intervenciones para dar asistencia a un total de 73 deportistas; en el segundo, el número de intervenciones fue de 50, con 58 participantes asistidos. En nuestra opinión, la adecuada gestión del riesgo y la experiencia obtenida en estos años por la FEDME han colaborado en estos valores positivos.

¿Cómo está actuando la FEDME ante esta situación?

Me gusta ser sincero y creo que no se ha actuado correctamente. Se ha pecado de ingenuidad. Nos han ninguneado y nos hemos dejado. Obviamente, a posteriori parece más fácil, pero creo que hay que reconocerlo y aprender de los errores cometidos. Desde el principio del problema es evidente que el CSD ha tomado partido, clara y descaradamente, por la RFEA. ¿Por qué?

Los hechos objetivos son que las carreras por montaña están incorporadas en la federación desde que en 1923 se constituye la Federación de Alpinismo. En 2001 es cuando la FEDME incorpora en sus Estatutos las carreras por montaña y promueve la competición, celebrándose al año siguiente el primer Campeonato de España de carreras por montaña FEDME. El primer Campeonato de España de carreras de montaña RFEA fue en 2004.

En 1995 ya se creó la Federation for Sport at Altitude (FSA) que vino organizando eventos internacionales relacionados con deportes de altura entre ellos las llamadas Skyrunning. Una vez desaparecida esta federación, para la modalidad del Skyrunning, nace en 2008 la Federación Internacional de Skyrunning (ISF) y España pasó a formar parte de la misma a través de la FEDME.

En noviembre de 2005, el CSD adoptó un primer acuerdo tras una reunión mantenida entre representantes de ambas federaciones, resolviendo que la RFEA utilizara la nomenclatura carreras de montaña y nuestra federación la de carreras por montaña. Nada más. Un “acuerdo de nomenclaturas”. Resulta increíble. No se definieron las modalidades ni se tomaron decisiones. ¿Por qué el CSD no decidió en ese momento? Hoy en día estamos sufriendo la incompetencia de quienes no resolvieron eficazmente entonces.

El 17 de mayo de 2015 se celebró el I Campeonato de España de Trail Running RFEA en Asturias y con este campeonato comienza una duplicidad de campeonatos de España. Este campeonato ya debería haberse impugnado en ese momento.

Unos meses después, en agosto de 2015, la Federación Internacional de Asociaciones Atléticas (IAAF) de la que es miembro la RFEA, reconoció el “trail” como nueva especialidad atlética de la misma. Y, ¡ojo porque reconoció el trail, que no el trail running! Y esto es fundamental tenerlo presente. A partir de entonces estamos ante una clara ofensiva de la RFEA que no se ha abordado por la FEDME, a mi juicio, adecuadamente.

La RFEA modificó sus Estatutos en julio de 2018 e incluyó el “trail running” como una especialidad más del atletismo. Y aquí empiezan a suceder hechos llamativos. El día anterior a que el CSD aprobará la modificación de dichos Estatutos se recibió en el CSD un escrito de la FEDME oponiéndose a la modificación de los Estatutos de la RFEA y, sin embargo, al día siguiente el CSD aprueba la modificación de los Estatutos de la RFEA y desestima la petición FEDME. Lo más absurdo es que ese mismo día el CSD también aprueba la modificación de nuestro Reglamento de Carreras por Montaña. Increíble pero cierto, el mismo día que se incluye en Atletismo el trail running se aprueba una modificación del Reglamento de Carreras por Montaña FEDME según el cual éstas consisten en “carreras por baja, media y alta montaña, ya sea estival o invernal, realizándose el itinerario a pie en el menor tiempo posible y con el máximo respeto al medio natural.”

¿Cómo puede el CSD en un día resolver a favor de incluir el trail running en los estatutos de RFEA cuando a FEDME nos aprueba en el reglamento las carreras por baja, media y alta montaña? ¿Lo tenía ya previsto? ¿Tan claro lo tiene? Si lo tiene tan claro que defina qué es una especialidad deportiva, o los conceptos de carreras de montaña y trail running… Las carreras por montaña están reconocidas por el CSD como una modalidad deportiva por baja, media y alta montaña, y las definiciones de trail de la IAAF y la de trail running de RFEA no coinciden entre ellas y vulneran nuestras competencias oficialmente reconocidas.

Este hecho significó impugnar ante los Juzgados Centrales de lo Contencioso Administrativo de Madrid tanto la resolución del CSD, como la modificación de los Estatutos RFEA.

¿Crees que se pueda llegar a un acuerdo amistoso entre ambas federaciones?

Aquí nuevamente hay que tener claro de lo qué estamos hablando y la complejidad del problema que ha creado el CSD. En la actualidad se calcula que hay más de 1.900 pruebas en España a lo largo del año, de las cuales un tercio corresponderían a pruebas del tejido asociativo de montaña, organizadas por clubs, Federaciones Autonómicas, la propia FEDME, o bien pruebas puntuables en circuitos de la Federación Internacional en España. El resto, algunas las organiza la RFEA, y en su mayoría otros promotores como ayuntamientos, comarcas, particulares… Hay pruebas que organiza la RFEA donde se admiten las licencias federativas de las dos federaciones y otras que cuentan con un seguro propio. Es un sin sentido. Se quieren cubrir las espaldas con la figura del seguro, pero eso no evita los accidentes.

Para mí creo que debe exigirse a los organizadores que velen por la seguridad de sus practicantes, y al CSD que tutele estas acciones, porque en caso contrario hasta podría incurrirse una Responsabilidad Patrimonial de la Administración, recogida en la Constitución Española, que señala en su artículo 106.2 que “los particulares, en los términos establecidos por la ley, tendrán derecho a ser indemnizados por toda lesión que sufran en cualquiera de sus bienes y derechos, salvo en los casos de fuerza mayor, siempre que la lesión sea consecuencia del funcionamiento de los servicios públicos.”

Las pruebas oficiales de la FEDME vienen a ser 25. Si a esto le sumamos todos los calendarios de las 19 comunidades autónomas, en el año 2019 nos dan una cifra aproximada de 250 pruebas oficiales.

En la RFEA la oferta del 2019 de trail running son 19 pruebas oficiales, sin incluir otras especialidades de asfalto, ni de cross, ni de campo a través, tampoco están incluidas las 19 comunidades autónomas, ya que no todas tienen el trail running adaptado a su calendario. Dentro de estas 19 carreras es significativo la variedad que encontramos, y así tenemos pruebas como la Canfranc-Canfranc, y otras a nivel del mar, tales como la Zumaia Flysch, la Transvulcania en la Palma, o la Haría Extreme en Lanzarote. Estas carreras confirman lo planteado respecto a que la altitud no marca el sentir de qué es y qué no es montaña. Vemos como existen carreras a prácticamente nivel del mar, que en tipo de terreno, técnica en el desplazamiento y planteamiento de la seguridad, no son muy diferentes a carreras de mayor altitud como la Canfranc-Canfranc o la Riaño Trail Run. Queda reflejado que las carreras no se pueden dividir por altitud y que las condiciones de montaña se dan por un conjunto de factores para los que son necesarios conocimientos de montañismo y una trayectoria clara en ese medio.

Con estas cifras lo que se hace más que evidente es que estamos ante un negocio para algunos, y que en un futuro no muy lejano será necesario un reajuste y control de estas competiciones, además de un autoregulamiento de las mismas para que sigan siendo sostenibles. La FEDME ya lleva años con esa autoregulación y avanza de forma rápida tanto con los requisitos y el control de la seguridad, como con la parte medioambiental, generando en acuerdo con la Administración formación especializada, guías de buenas prácticas y la creación de la figura del árbitro medioambiental…. Algo de lo que la RFEA carece. Alguien tiene que ordenar esta profusión de pruebas y clasificar razonablemente. No se trata de llegar a un acuerdo amistoso, sino de evidenciar lo que se viene históricamente haciendo en nuestra federación, y sobre todo promover una práctica deportiva con seguridad.

Hasta el momento el órgano competente en el reconocimiento de una modalidad deportiva que es el CSD ha favorecido el conflicto entre las dos federaciones por una misma competencia. Claro que sería deseable un acuerdo amistoso. El diálogo siempre es bueno. Sin embargo, la RFEA no ha querido avenirse al diálogo y ha agudizado el conflicto. Lo más grave que parece que con el beneplácito del CSD.

La situación se ha agravado nuevamente, ya que el CSD ha aprobado en mayo un nuevo reglamento de competiciones que incluye dos nuevas especialidades entre las competencias de la RFEA: el trail walking dentro de la especialidad de Atletismo de trail y el road walking como subespecialidad de la marcha. Esto nos plantea una nueva y clara amenaza para la FEDME ya que puede afectar a las especialidades de senderismo y marcha nórdica.

El que al final tengan que ser los tribunales de Justicia no creo que sea bueno ni conveniente. Pensemos que todas las Comunidades Autónomas tienen competencias en materia de deporte, que les vienen dadas por sus respectivos Estatutos de Autonomía. La disparidad de sentencias puede devenir en una complejidad considerable.

Las carreras por montaña cumplen con los requisitos establecidos por el CSD para ser consideradas “modalidad deportiva”, y así se recoge desde 2001 por el propio CSD. Lo que ha hecho a posteriori el CSD es que, obviando sus propios criterios, ha permitido la introducción en los Estatutos de la RFEA de una mal llamada “especialidad de atletismo”, como es el trail running. Y estamos hablando de una modalidad deportiva con sus propias reglas técnicas, y que por definición se practica en una instalación deportiva no convencional como es el espacio natural, en este caso, las montañas y los senderos. Y con ello ha contravenido el artículo 34.1 de la Ley 10/1990 vulnerando nuestros derechos, que determina que: “sólo podrá existir una Federación Española por cada modalidad deportiva…”.

En tu opinión, ¿esta controversia puede afectar al futuro de las carreras por montaña, así como a otras actividades similares?

Creo que no sólo va a afectar a otras actividades de la FEDME, sino que va a afectarnos a todos si la Administración no hace las cosas bien. Durante las últimas décadas ha crecido considerablemente la práctica de deportes en el medio natural, entre otros las carreras, la marcha nórdica y el senderismo.

El aumento de actividades, y una incorrecta regulación, implican problemas graves de seguridad, de masificación y medioambientales. Eso conlleva más accidentes, más rescates, más legislación, más obligaciones…

Los montañeros nos estamos esforzando por promover actividades más seguras, gestionando los riesgos adecuadamente, y siempre intentando salvaguardar el medio que amamos. Que haya otras federaciones, en las que el medio montañoso no es su terreno de juego, que promuevan otro tipo de actitudes y faciliten la exposición a los riesgos del medio natural sin la adecuada formación y experiencia, nos va a pasar una factura social a la que alguien tendrá que responder. Querer convertir toda la montaña en un estadio olímpico no se puede permitir.

La RFEA tiene en su histórico el cross y el campo a través, las carreras por desierto y playa y, en su caso, también las carreras por caminos y bosques, pero siempre que su recorrido no afecte a la baja, media o alta montaña.

Como alpinista, las carreras por montaña son algo intrínseco a mi ser y a mi pasión, la montaña. Están en nuestro ADN y ligadas a mi forma de vida, han sido la base de mi preparación física antes de mis expediciones. Las carreras por montaña son de los montañeros y no nos las van a quitar.

Fuente: eldiario.es (ver más…)

“Hemos sido ninguneados por el CSD”

“Hemos sido ninguneados por el CSD”

Trail running · En su conflicto con la Federación de Atletismo por las Carreras por Montaña

Joan Garrigós, presidente de la FEDME: “Hemos sido ninguneados por el CSD”

Joan Garrigós, presidente de la Federación de Deportes de Montaña y Escalada, pasó por los micrófonos de ingrÁvidos, el programa de trail de Radio MARCA. Tras 28 años al frente de la Federación, no se presentará a la elecciones que elegirán nuevo mandatario en diciembre.Garrigós explicó cómo se encuentra el conflicto con la Federación de Atletismo por la regulación de las carreras por montaña.

 

Escucha la entrevista con Joan Garrigós (PINCHA AQUÍ)

 

“Las carreras por montaña están en nuestros estatutos desde hace 20 años y todos los reglamentos de las tres modalidades de carreras (vertical, carrera en línea y ultra) están aprobados por el Consejo Superior de Deportes. Entendemos que esto ha sido una invasión de competencias por parte de la Federación de Atletismo. De acuerdo a la Ley del Deporte, no puede haber una misma especialidad deportiva en dos Federaciones diferentes”, apuntó Garrigós.

Garrigós relató cómo cuando la RFEA incluyó el trail running en sus estatutos la FEDME presentó un escrito a la asesoría jurídica del CSD para que por lo menos se les preguntara. “No se nos hizo caso. Tenemos la sensación de que hemos sido ninguneados por el CSD… Ahora lo que importa es la vuelta del fútbol, del básket, las demás federaciones estamos olvidadas. Espero que a la nueva presidente del CSD, con la que íbamos a tener una reunión antes de la pandemia, la podamos explicar nuestra postura. Esto ya urge un poco, tengo 240.000 federados en pie de guerra, es una presión importante. Ha sido la Federación de Atletismo la que se nos ha echado encima”, comenta Garrigós.

Ha sido la Federación de Atletismo la que se nos ha echado encima, esto es una invasión de competencias”, Joan Garrigós

El CSD dictó una resolución en 2018 y reconoció el derecho de la RFEA a incluir el trail running. Se basó en las definiciones de estas especialidades deportivas incluidas en las federaciones internacionales a las que pertenecen la RFEA y la FEDME. “El artículo 252.1 a de las competiciones de la IAAF define el trail running como las carreras que tienen lugar en una amplia variedad de terrenos, en un entorno en campo natural abierto, principalmente fuera de la carretera”, explica el CSD. “Por otro lado, en el artículo 2.3 de los estatutos de la ISF (International Skyrunning Federation) se dice que las carreras por montaña se caracterizan por ser por encima de los 2.000 metros de altitud, donde la inclinación mínima media es superior al 6 por ciento, incluyendo partes con un 30 por ciento de inclinación, sin que la dificultad de la escalada exceda el grado II”, añade.

El CSD señaló que pese a las similitudes que puedan presentar ambas disciplinas, “no hay coincidencia entre el trail running y las carreras por montaña” por lo que no desestimó la inclusión del trail en la RFEA. El CSD señaló que este acuerdo era definitivo y contra el mismo solo cabe interponer recurso contencioso-administrativo» en los juzgados.

El presidente de la FEDME explicó que en su momento se intentó llegar a un acuerdo: “Mariano Soriano, director general de Deportes del CSD hasta hace unos días, convocó una reunión con Raúl Chapado. El atletismo no se quiso avenir a ningún tipo de acuerdo, el CSD no se manifestó en ningún sentido y llevamos la inclusión del trail running en los estatutos de la RFEA al contencioso-administrativo. Cuando haya sentencia, veremos cómo va el tema. Lo mejor sería llegar a un acuerdo con la medición del CSD, pero si no llega iremos por los tribunales.. Si hay que ir a la resolución de un juez iremos porque creemos que tenemos la razón de nuestra parte“.

Garrigós es consciente que detrás está también la IAAF. “Nosotros estamos afiliados a la International Skyrunning Federation (ISF) que era la única federación internacional que cuidaba a las carreras de montaña. Ahora la IAAF lo ha introducido en sus estatutos, tenemos un mal enenigo, pero eso no significa que tengamos que renunciar a nuestros derechos”.

No se presenta a la reeleción

También anunció que ha decidido no presentarse a la elecciones de la FEDME. Accedió al cargo en 1992. “Siempre se me ha apoyado, pero ahora no me presento, llevo muchos años y ya es hasta un tema de higiene democrática”, explicó. Al tiempo apuntó los nombres de dos candidatos que tiene pensado presentarse una vez se inicie el proceso electoral: Bernat Clarella, alpinista, esquiador de montaña, expresidente de la Federación Catalana de Montaña; y Alberto Ayora, coronel del Ejército de Tierra, responsable del comite seguridad de la FEDME.

Fuente: Marca.com (ver más…)

Tendrán que recapacitar las autoridades y entender que el deporte tiene que ir más allá de los intereses puramente económicos

Tendrán que recapacitar las autoridades y entender que el deporte tiene que ir más allá de los intereses puramente económicos

Teresa Campuzano: “Tendrán que recapacitar las autoridades y entender que el deporte tiene que ir más allá de los intereses puramente económicos. El deporte en una sociedad debe tener como objetivo final la salud física y mental de los ciudadanos y en ello Montaña debe jugar un papel relevante”

FEDME y RFEA parecen tener conflictos de intereses. Diversas modalidades de deportes de montaña son el motivo. Para comprender mejor que es lo que realmente está sucediendo hablamos con alguien que está muy involucrada en este asunto,Teresa Campuzano, abogada de profesión con más de treinta años de experiencia y que actualmente es además miembro de la Comisión Delegada de la FMM y asesora de varias federaciones. Una gran aficionada a la montaña, Teresa es también arbitro de Marcha Nórdica, modalidad que ha descubierto hace unos años y que practica junto a otras disciplinas.

Antes de nada, ¿podrías explicarnos qué está ocurriendo ocurriendo a nivel federativo con las carreras de montaña, el senderismo y el Nordic Walking?

Todo comenzó en 2018, cuando la RFEA aprueba una modificación de sus estatutos incluyendo el Trail Runnig como especialidad/modalidad de atletismo. Esta inclusión choca frontalmente con el art. 34.1 de la Ley General del Deporte que recoge la imposibilidad de que una modalidad deportiva se adscriba a más de una federación.

Las carreras por montaña (CXM) llevan auspiciadas por la Federación de Montaña, hoy FEDME, y anteriormente Federación Española de Alpinismo, desde su creación en 1922. Fueron incluidas en sus estatutos en 2001 y desde entonces esta modalidad está “ oficialmente “ adscrita a la misma.

A pesar de ello, el CSD, previo acuerdo con la RFEA a la que está especialmente vinculado, registra esta modificación estatutaria. El acuerdo de inscripción, enormemente perjudicial para los intereses de las federaciones de montaña, es recurrido por varias de las territoriales, seis de las cuales represento, y finalmente por FEDME.

José Luis Rubayo, presidente de la Federación Madrileña de Montañismo, y actual vicepresidente de FEDME, que además reúne la condición de abogado, contacta conmigo y, viendo que vencía el plazo de interposición y que FEDME no daba un paso al frente, decide que la FMM inicie el procedimiento sumándose al mismo las federaciones de Cantabria, Asturias, Murcia, Castilla La Mancha y Baleares.

El hecho es que actualmente se encuentran en marcha siete recursos que finalmente se tramitan ante los Juzgados Centrales de lo Contencioso Administrativo de Madrid y que se están dilatando en el tiempo, creo sinceramente, de forma intencionada por parte de la administración. Se trata de consolidar la situación.

Así las cosas, y no siéndole bastante a la RFEA con el intento de apropiarse de las CXM de FEDME, en noviembre de 2019 aprueba un nuevo reglamento de competiciones en el que incluye como submodalidades el Road Walking, dentro de la modalidad marcha en ruta, y el Trail Walking, dentro la modalidad Trail Running. Este reglamento de competiciones, con anterioridad a ser presentado para su aprobación por el CSD, es modificado en dos ocasiones por la RFEA, en enero y abril de este año, siendo curioso que esta última versión recogía únicamente una modificación terminológica. Donde en noviembre se hacía contar como modalidad el Trail Running, en abril pasa a ser especialidad. Recordemos que en caso de considerarse modalidad no podría atribuirse la competencia a la RFEA. Habían cometido un gran fallo y había que subsanarlo.

Con este nuevo reglamento de competiciones queda clara la intención de la RFEA de apropiarse, empleando anglicismos, del senderismo, e incluso de la Marcha Nórdica, dos modalidades incluidas en los estatutos de la FEDME aprobados en su día por el CSD.

Parece que el pez grande se quiere comer al chico, pero ¿qué es ser grande ? Montaña cuenta actualmente con 248.406 federados mientras que atletismo tiene 94.284, poco más de un tercio. Montaña es la quinta federación deportiva en España, solo precedida por Fútbol, Baloncesto, Caza y Golf, estas últimas de licencia obligatoria.

Tendrán que recapacitar las autoridades y entender que el deporte tiene que ir más allá de los intereses puramente económicos. El deporte en una sociedad debe tener como objetivo final la salud física y mental de los ciudadanos y en ello Montaña debe jugar un papel relevante.

¿Cuál crees que es el motivo de que la Federación de Atletismo reclame o pueda reclamar estas actividades?

Clarísimamente el incremento en el número de federados que les podría suponer. En definitiva, el beneficio económico. Haz las cuentas, según datos del CSD, un 20% de las licencias de montaña suponen un incremento de más de la mitad de federados para atletismo, aproximadamente un 53%.

A ello hay que unirle la proyección de las carreras por montaña. Actualmente se celebran en nuestro país más de 2.400 pruebas de esta modalidad que se prevé en un futuro próximo pase a ser deporte olímpico. Creo que no hay más que decir.

¿Cómo piensas que se puede resolver este problema?

Desde el punto de vista jurídico la razón nos asiste. La argumentación es clara y no cabe duda de que las carreras por montaña son FEDME.

La solución es compleja. En el caso de las CXM, la RFEA quiere quedarse en exclusiva con estas pruebas. Imagínate, años y años FEDME invirtiendo en sacar adelante un deporte y cuando se produce el despegue llega la “todopoderosa” RFEA y pretende comerse el pastel. Duele, y mucho.

Digo todopoderosa RFEA porque para el CSD parecen no existir aquellas federaciones que no sean Fútbol, Atletismo y, en todo caso, Baloncesto. En este confinamiento lo hemos visto claro, las fases de desescalada lo han puesto de manifiesto.

El hecho es que CSD y atletismo claramente trabajan al unísono. Ejemplo de este trabajo conjunto fue la presentación en dependencias del Consejo del nuevo circuito “Trail/Mountain Running Series” de la RFEA, en febrero de este año. Existiendo como existe un contencioso pendiente de resolución no creo que la Administración deba posicionarse o tomar partido tan claramente.

Por si no era suficiente, ahora nos encontramos con que, con nocturnidad y alevosía, en pleno confinamiento, se aprueba por el CSD un reglamento de competiciones de atletismo gravemente perjudicial para los intereses de FEDME.

Esta aprobación se lleva a cabo a pesar de que la FEDME presentó escrito manifestando al CSD el perjuicio que se podría causar y su interés por ser escuchada antes de adoptarse la resolución. Pues nada de nada, el CSD dio la “callada” por respuesta. El escrito de FEDME fue presentado el 8 de abril y el reglamento fue aprobado por el CSD el 19 de mayo. Un mes y diez días y no hubo tiempo de tratar el tema con FEDME, ni siquiera de dar traslado del expediente.

Esto es una guerra abierta, iniciada por Atletismo, en la que los que tienen que perder son deportistas, clubs, organizadores…

Existen soluciones, pero hay que tener voluntad de buscarlas. Lo cierto es que desde Atletismo han optado por dilatar cualquier solución de forma que el tiempo consolide la situación y fuerce a un acuerdo en el que la que pierda sea la federación que haya quedado mermada en sus huestes, en este caso “suponen” que FEDME. Mientras tanto siguen comprando a organizadores que no ven más allá de la siguiente prueba y que por un puñado de euros son capaces de pasarse al enemigo. “Poderoso caballero es Don Dinero”.

Ya existen Comunidades Autónomas en que se han buscado soluciones. Ejemplo de ello es la Comunidad de Madrid donde el Trail Running puede quedar en atletismo siempre que las carreras no se desarrollen en baja, media o alta montaña. Se excluyen por tanto las pruebas que son competencia FMM/FEDME.

Ahora, con el Road Walking y el Trail Walking, pues no sé cómo se resolverá. Realmente creo que es incompatible el que el Trail Walking sea una subespecialidad/submodalidad del Trail Running. Running y Walking nada tiene que ver, correr nunca puede ser lo mismo que caminar. Lo diga quien lo diga. Aunque sea el CSD.

Para encontrar soluciones, lo primero que hay que tener es ganas de buscarlas y no veo que, quien realmente tendría que mediar lo vaya a hacer (CSD). Esperemos que finalmente se les encienda la bombilla y, por lo menos, sienten a la mesa a las partes.

Actualmente, y dada la situación que se vive, ¿qué medidas está tomando la FEDME o cuáles piensa tomar al respecto en este asunto?

El presidente de FEDME, Joan Garrigos, siempre dice que lo primero es que nosotros hagamos las cosas bien y así lo estamos haciendo pero, realmente, no creo que sea suficiente. De cualquier forma no vamos a revelar a nuestros contrincantes cual es nuestra estrategia.

¿Veis una solución lógica a corto medio plazo?

Pues difícil mientras la actitud del CSD no varíe, aunque realmente espero que lo haga. 248.406 federados deberían tener peso en las decisiones a adoptar. Esperemos que más pronto que tarde, por lo menos, las partes se reúnan y, se llegue o no a un acuerdo extrajudicial, al menos se haya intentado.

Fuente: ElDiario.es (ver máss…)